Recordar es volver a pasar por el corazón

En las paradas de ómnibus de Montevideo, usando nuestra cara y lo que quedaba de nuestro amor, para ayudar a erradicar o minimizar la discriminación.
Un pequeño fruto de esta gran historia.

Anuncios