Durante estos últimos cuatro años Taylor Swift me acompañó con su dulce voz  y sus melodiosas letras a través de los distintos estados de ánimo que tuve.

Me dio un par de canciones para gritar y cantar mientras recordaba mi pasado de bullying, me dio tonadas para mi primer amor, me ayudó a pensarme libre de miedos. Su estética me enamoró, reafirmando mi visión ingenua del amor eterno, del vidrio rosado con el que aquel profesor en Estados Unidos decía que yo veía el mundo.

En su nuevo cd, hay una canción de Taylor Swift que se titula I almost do que refleja exactamente lo que siento estos días. Algunas de las líneas de la canción dicen:

English: Taylor Swift performing live on Speak...
Taylor Swift performing live on Speak Now tour in July 2011 (Photo credit: Wikipedia)

I bet this time of night you’re still up.
I bet you’re tired from a long hard week.
And I bet sometimes you wonder about me..

And I just wanna tell you
It takes everything in me not to call you.
And I wish I could run to you.
And I hope you know that every time I don’t
I almost do,
I almost do.

(…) I can’t say “Hello” to you and risk another goodbye.

Oh, we made quite a mess, babe.
It’s probably better off this way.
And I confess, babe,
In my dreams you’re touching my face
And asking me if I wanna try again with you.
And I almost do.

And I hope sometimes you wonder about me.

Muchas noches, yo sé que él sale de trabajar cansado pero sigue despierto porque llega tarde su casa y se pone a planificar para otras clases, a comer, a ordenar o redecorar o quien sabe que cosas, pero que sigue despierto. Cansado porque las semanas son largas, en especial a fin de año. Y creo, quiero creer, y lo siento en mi corazón que se pregunta acerca de mi, como estoy, o simplemente me extraña.

Y yo, cada día que no le escribo (y no son muchos porque a veces caigo en esa tentación) o no lo llamo, quiero hacerlo, y desearía poder ir a su casa y verlo, y besarlo y tenerlo conmigo. Pero cada vez que hay un hola, cada vez que nos vemos esta el riesgo de otro adiós.

¿Podré soportar otro adiós?

Trato de no contactarlo, tengo que tratar más, para poder darlo como una etapa terminada, al menos que él la quiera reabrir. Yo tengo las manos al aire, no tengo armas para luchar por este amor, no tengo fuerzas, estoy agotado, completamente drenado. Necesito un armisticio.

La canción sigue y dice que hicimos un desastre y que probablemente sea mejor de este modo, separados. Pero no soy Taylor Swift, no tengo el mundo a mis pies, y ese empuje para seguir adelante, y además no sé si es mejor de este modo. Yo nunca sentí lo que siento por él, y no creo que vuelva a sentirlo fácilmente por alguien más. Nunca me sentí tan bien. Y si fue un desastre. Pero sigo soñando con despertarme a su lado y que quiera volver a ser mío.

Esta canción a veces me hace llorar, pero me generó esta reflexión hace días y quería compartirla.

Anuncios