De tanto escribir libremente, sobre lo que se me ocurre, de lo que me inspira, a veces es bueno posar los ojos en la teoría, en el pasado, y en la literatura de los grandes, ya existente, para poder desarrollarnos más como escritores. 

Además de que el estudio literario es apasionante, como se mezclan la vida, las experiencias de personas que terminan convirtiéndose en artistas, influenciados unos por otro, creando movimientos estéticos. Como lo fue la narrativa del siglo XX, influenciada por el mundo en el que se vivía en aquel entonces y del cual todavía tenemos reminiscencias. 

Narrativa del Siglo XX

La narrativa de este siglo refleja al igual que otras corrientes artísticas la crisis del concepto de realidad (al no existir una realidad, sino muchas). La realidad misma es relativa, aún en el mundo físico –dado que no hay nada fijo ni permanente-.

Por lo tanto, la narrativa del siglo XX ofrece una visión de la realidad que no es coherente ni segura, diferenciándose radicalmente de la narrativa del siglo XIX ya que en ella el mundo narrado es coherente, seguro, entendible y se puede explicar usando la razón.

La narrativa del siglo XIX confía que la realidad es tal cual la vemos. Stendhal (autor de El Rojo y el Negro, autor representativo de este siglo) dijo: “Una novela es un espejo que se pasa a lo largo de un camino”.  El objetivo de la narrativa del siglo XIX estaba limitado a observar y representar.

El realismo es la corriente artística que predomina en la novela del siglo XIX. El realismo tiene como objetivo reproducir de la manera más exacta la realidad. Por eso el protagonista de estas novelas es un hombre racional. En estos relatos se narra la historia de un personaje que realiza acciones para ubicarse favorablemente en la sociedad, buscando prestigio y fama (y frecuentemente lográndolo). Las acciones están ordenadas en un tiempo lineal y cronológico y el espacio es descripto detalladamente. El narrador es omnisciente, es decir, sabe todo respecto al personaje y la historia, conociendo hasta los sentimientos de los personajes.

 

En cambio, en la novela del siglo XX  se imita o representa la realidad objetiva. Los escritores cuestionan la realidad. Parten de la base de que la realidad no es única, por eso no se puede representar objetivamente. En este tipo de novelas tenemos pocos datos o referencias, tenemos que descubrirlas como lectores. El objetivo del narrador cambia dado que la novela ahora es un instrumento para criticar la realidad en una búsqueda de explicaciones a la crisis que vive el mundo moderno.

Cambios en la estructura del relato

  • Importa más la forma de narrar que lo narrado, el lenguaje tiene un fin en sí mismo.
  • Cambia la estructura del relato, modificándose las técnicas narrativas, usando incluso recursos del cine.
  • Se modifica la concepción de cómo tienen que ser los personajes.
  • Se manifiestan cambios en los temas que van a ser descriptos en las novelas.

Nueva concepción del personaje

  • Pierden la importancia que tenían en el siglo XIX.
  • Por la crisis de la razón que predomina en este tiempo, se convierten en arquetipos de la conducta contemporánea. (arquetipo significa modelo).
  • Aparecen antihéroes, personajes grises (a veces no tienen nombre).
  • Aparece una nueva técnica, el monólogo interior, que es la consciencia misma del personaje, totalmente espontánea (los temas van siendo tratados de forma incoherente, de la misma forma en que pensamos en una cosa, y luego en otra, sin mucho hilo conductor). Expresan sus pensamientos más íntimos, carecen de lógica y racionalidad.

Nuevas técnicas narrativas

  • Creación de procedimientos nuevos y modificación de algunos ya existentes.
  • Narrador: desde su punto de vista, el narrador personaje (que hasta puede intervenir en la historia) sustituye al narrador omnisciente (el que lo sabe todo y ve la historia desde arriba).
  • Como el narrador es personaje, la realidad que narra es subjetiva, parcial, fragmentaria. Solo muestra lo que él ve. Este punto de vista es más creíble ya que no existe nadie que pueda conocerlo todo.
  • La realidad con la que contaremos en la narrativa del siglo XX es fragmentada y subjetiva.

Variaciones del narrador-personaje:

1. Narrador que participa en la acción.

2. Narrador testigo que no participa en la acción.

3. Narrador colectivo.

Manejo del tiempo

Tradicionalmente, la novela sigue una cronología. Sin embargo la novela contemporánea no sigue un orden cronológico. Una técnica usada es cortar abruptamente la acción y volver al pasado: a esto se le llama retrospección y fue extraída del cine. El tiempo interior del personaje tiene más valor que el tiempo exterior. Muchas veces se sigue un orden de hechos basándose en lo que pasa dentro de la consciencia del personaje y como éste ordena sus recuerdos.

Manejo del espacio

Este tiende a ser selectivo, toma solo aquellos aspectos del ambiente que sirve a la acción. No busca reflejar el espacio de forma naturalista (un subgénero del realismo que describe la naturaleza y todo lo que pasa alrededor, Emile Zolá es el gran exponente del naturalismo). Muchas veces crean “micromundos” que reflejan simbólicamente una región.

Todas estas innovaciones hacen que el discurso se torne complejo, exigiendo al lector reflexionar y por ende participar del acto de creación de la historia.

Resumiendo:

  • Siglo XVIII – “Siglo de las luces” Predomina la razón.
  • Siglo XIX  – Heredan la fe en la razón, que combinada con la ciencia nos llevan al progreso como humanidad. El mundo es lógico, racional, con leyes definidas dentro de una realidad concreta.

Acontecimientos culturales y avances tecnológicos

Acontecimientos políticos y sociales

  • El cine se incorpora como la más moderna y popular de las artes.
  • Teoría de la relatividad (Albert Einstein).
  • Liberación de energía atómica (Bomba atómica en Nagasaki e Hiroshima – Segunda Guerra Mundial).
  • Medios masivos de comunicación (televisión y radio).
  • Desarrollo de la electrónica.
  • Vuelos espaciales.
  • Primera Guerra Mundial.
  • Fascismo y Nazismo (Holocausto).
  • Segunda Guerra Mundial (Campos de concentración y exterminio, Bomba Atómica). Mueren 42 millones de personas.
  • Guerra fría. Surgen dos nuevas potencias, la Unión Soviética y EE.UU.
  • Revolución Cubana.
  • Dictaduras latinoamericanas.

 

El hombre está en crisis. La razón y la ciencia no llevan al progreso y el mundo se ha vuelto incomprensible.

 

Narrativa del siglo XX

 

Siglo XIX

Sociedad ordenada

Mundo racional

Siglo XX

“Crisis de la razón”

Corriente estética predominante

Realismo: reproducción de la realidad de la manera más exacta posible.

No existe una tendencia homogénea, se busca cuestionar la realidad.

Personajes

El protagonista y sus acciones son el centro de interés. Buscan ubicarse favorablemente dentro de la sociedad.

Pierden su importancia como protagonistas, se convierten en modelos de la conducta contemporánea (arquetipos). Anti héroes, seres grises, sin nombre.

Tiempo

Acontecimientos ordenados de forma lineal y cronológica.

Se pierde el orden cronológico. Influencia del cine: retrospección.

Monólogo interior: desarrollo de la consciencia del personaje de manera espontánea.

Espacio

El trasfondo de la acción es descripto en detalle.

Descripción selectiva: solo aquellos aspectos que sirven a la acción.

Micromundos: espacios físicos que simbolizan regiones o países

Narrador

Omnisciente

Narrador – personaje: Visión subjetiva y parcial. Puede participar en la acción o ser testigo.

Anuncios