Un viejo joven jugó con un niño grande.

Porque ni ese joven era tan viejo ni ese grande tan niño.

Sus historias se espejaban casi tanto,

como la ventana de su cueva.

 

Lágrimas de reflexióncachorros-jugando

acerca de historias viejas,

vertió uno de ellos, al verse espejado

en celuloide francés.

 

Buscaría rimas y leyendas

para transmitir mis ideas,

pero a veces lo simple,

mejor simple dejarlo.

 

¿No es la vida muy difícil como complejizar algo simple que fue disfrutable?

La vida es perspectiva

y hoy tengo la perspectiva de un cachorro que juega a ser feliz

con simplezas, como una pizza y una coca cola light.

 

Y nada de eso pertenece a la elevada naturaleza

de las rimas y leyendas.

A las leyendas poéticas

a las que hago referencia.

 

El romántico color azul no tiene lugar,

pero si el blanco de mi piel, el rubio de mi cabello,

y lo áspero de su barba oscura

todos colores vistos en el claroscuro de una habitación apenas iluminada.

Anuncios