voluntario1

 

El día mundial de los voluntarios, el 5 de diciembre de cada año, este año quedó  relegado por la muerte de Nelson Mandela, que con su voluntad justamente cambió el rostro de su país y del mundo.

Como ustedes saben a mi me gusta analizar un poco en profundidad que implican las palabras, antes de adentrarme en el tema en si del voluntariado, y especialmente en Uruguay. Y como también saben, mi diccionario de cabecera, con todas sus limitaciones es el de la Real Academia Española, que define de la siguiente manera al voluntariado:

voluntariado.

1. m. Alistamiento voluntario para el servicio militar.

2. m. Conjunto de los soldados voluntarios.

3. m. Conjunto de las personas que se ofrecen voluntarias para realizar algo.

Realmente no nos dice mucho ¿no? Es que este diccionario muchas veces define en función de la palabra raíz de la cual viene la palabra a definir. Entonces debemos buscar la palabra de la cual viene voluntariado que es, voluntario y a su vez esta, de voluntad. Y si son pacientes conmigo y juegan a este ejercicio, creo que vamos a llegar a buen puerto.

voluntario, ria.

(Del lat. voluntarĭus).

1. adj. Dicho de un acto: Que nace de la voluntad, y no por fuerza o necesidad extrañas a aquella.

2. adj. Que se hace por espontánea voluntad y no por obligación o deber.

3. adj. Que obra por capricho.

4. m. y f. Persona que, entre varias obligadas por turno o designación a ejecutar algún trabajo o servicio, se presta a hacerlo por propia voluntad, sin esperar a que le toque su vez.

Ahora estamos entrando un poco más en calor con lo que es el tema del voluntariado. Es un acto que nace de la voluntad y no por obligación o deber. Seguimos en la incógnita de que es voluntad. Hay palabras que usamos todos los días y no reparamos en su significado.

voluntad.

(Del lat. voluntas, -ātis).

1. f. Facultad de decidir y ordenar la propia conducta.

3. f. Libre albedrío o libre determinación.

4. f. Elección de algo sin precepto o impulso externo que a ello obligue.

5. f. Intención, ánimo o resolución de hacer algo.

6. f. Amor, cariño, afición, benevolencia o afecto.

7. f. Gana o deseo de hacer algo.

9. f. Elección hecha por el propio dictamen o gusto, sin atención a otro respeto o reparo. Propia voluntad

El diccionario ahora no es escueto en las acepciones de la palabra voluntad, por eso elegí aquellas que tienen que ver con el tema que estamos tratando. La voluntad es la capacitad de decidir y ordenar nuestra conducta. También la intención de hacer algo.

Pero, podemos hacer muchas cosas, por eso es que el voluntariado no solamente es definible solamente con el concepto de voluntarios o voluntad. Nos falta otro elemento que es la solidaridad.

Solidaridad es la capacidad potencial que, nacida en el interior de la persona y desarrollada luego culturalmente, se traduce en actitud o hecho que va desde la adhesión circunstancial a la situación que otro, conocido o no, comparte o no con uno, hasta el compromiso profundo, identificatorio y permanente con la causa que afecta a otro, aunque a uno no lo afecte.

voluntario2

El voluntariado se basa en la solidaridad, e incluye consciencia y compromiso sostenido en el tiempo.

Las cuatro invariantes del voluntariado:

  1. Por propia voluntad: eligiendo libremente la actividad, sin ningún tipo de obligación ni a cambio de ningún beneficio particular (créditos universitarios, prácticas pre profesionales, etc.).
  2. Acción solidaria: tiene en cuenta al otro
  3. Sin remuneración económica: se acepta al dinero como un elemento facilitador de la actividad (viáticos, recursos materiales, etc.), pero no se obtiene un beneficio extra.
  4. Con compromiso y periodicidad pautada: es la diferencia principal con la acción voluntaria porque excluye las acciones espontáneas.

Ahora incluimos otro concepto dentro de este artículo sobre voluntariado el de la solidaridad, del cual me explayaré hacia el final del texto.

Volvamos a la razón de porque estoy escribiendo este artículo en esta fecha. El Día Internacional de los Voluntarios fue decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 40/212 el 17 de diciembre de 1985. Desde entonces, los gobiernos, el sistema de Naciones Unidas y las organizaciones civiles se han unido de forma exitosa a los voluntarios de todo el mundo para celebrar este día el 5 de diciembre.

En los últimos años cada vez se ha hablado más fuertemente sobre el voluntariado, por su valor agregado a la sociedad. Incluso Uruguay ha avanzado en la temática, legislando sobre el voluntariado.

Antes me gustaría compartir algunos de los temas celebrados a lo largo de los últimos años en este día.

2013 – Jóvenes del mundo, activos.

2012 – Celebra el voluntariado.

2011 – El voluntariado sí importa.

2010 – Cuéntalo: Voluntarios por los ODM.

2009 – Voluntarios por nuestro Planeta.

voluntario3

En Uruguay la realidad del voluntariado es digna de ser descrita, porque no todo el mundo la conoce.  Desde hace más de 10 años se viene trabajando en la temática. En diciembre de 2001 se presenta el primer proyecto de ley de voluntariado, que no contó con los votos necesarios para su aprobación parlamentaria. Unos años después en 2005 a instancias del MIDES se presenta otro proyecto que terminó siendo la ley 17.885 que regula el voluntariado en el ámbito público. En 2008 se presenta en el Senado otro proyecto de ley para regular el vínculo entre la sociedad civil y el trabajo voluntario que por el cambio de legislatura no pudo ser aprobado por ambas Cámaras. En 2010 la Mesa Nacional de Diálogo sobre Voluntariado y Compromiso Social presenta un proyecto de ley y en 2011 la Cámara de diputados aprobó una ley de voluntariado social que complementa la anteriormente mencionada.

Estas leyes son importantes porque las prácticas solidarias en Uruguay son abundantes. En nuestro país cerca de medio millón de personas (el 20% de la población mayor a 14 años) actualmente realizamos tareas voluntarias. Estas prácticas están muy extendidas en nuestro país y han crecido mucho la última década, en comparación con 1998 en la que sólo el 7% de la población eran voluntarios.

El crecimiento puede estar dado por muchos factores. Algunos de ellos son la crisis económica que se vivió en el país en 2002 como también la mayor difusión y el mismo aumento de las propuestas de trabajo voluntarios.

Existen diversas opciones para trabajar de forma voluntaria en nuestro país. Existen organizaciones culturales, deportivas, recreativas, religiosas y barriales, como también las organizaciones de carácter humanitario. Y aunque a veces no lo veamos como voluntariado, la gente que cede su tiempo a partidos políticos, grupos juveniles, asociaciones profesionales, cooperativas, sindicatos, etc., ¡también son voluntarios!

Sin embargo la educación es el área que más convoca a los voluntarios uruguayos, siendo casi un tercio de los voluntarios uruguayos que trabajan en esta temática. Si bien los uruguayos queremos beneficiar a la comunidad, tenemos un fuerte foco en la infancia. Los niños y niñas son los principales beneficiarios del trabajo voluntario en nuestro país.

Cada persona que hace voluntariado en Uruguay dedica en promedio 26 oras mensuales por lo que hablamos de un aporte a la economía nacional de millones de horas de trabajo, que se traducen en dinero. El aporte no es sólo en la promoción de valores democráticos y positivos.

El perfil de los voluntarios es diverso, siendo mayoritariamente mujeres (55%) quienes realizan el trabajo y concentrándose en Montevideo, aunque con presencia en todo el interior. Pertenecen a distintos sectores sociales, políticos y religiosos.  Sin embargo es importante destacar, que entre los voluntarios más jóvenes existe mayor paridad de género.

La mayoría de las personas voluntarias de nuestro país pensamos que trabajar para los demás es gratificante. De hecho solamente un 1,4% de los voluntarios son desocupados. La mayoría de los voluntarios incluye esa tarea como una más dentro de su rutina.

voluntario4

El voluntariado puede ser hereditario y contagioso. En las familias donde se practica el voluntariado se puede heredar, siendo los parientes más cercanos ejemplos. O también personas pueden ser incentivadas a ser voluntarias por medio de otras personas. Un ejemplo que salió en las noticias hace poco fue el trabajo que va a realizar Vanessa Hudgens (cantante y actriz, conocida por High School Musical) para UNICEF a instancias de Selena Gómez (cantante y actriz que trabaja para la organización desde muy joven).

Sin embargo todavía quedan muchas personas que por distintos motivos no participan en estas actividades a las que podemos motivar para que lo hagan, porque podemos cambiar la paleta de colores de nuestra comunidad si todos aportamos algo de nosotros, lo mejor de nosotros a ella.

Volviendo a uno de los puntos iniciales que mencioné, que dejé en el tintero, el de la solidaridad, es importante ver las diferencias con el voluntariado. La solidaridad es parte de la naturaleza humana. Hay quienes que plantean que es genética, siendo algo heredado sobre lo que no tenemos poder de decisión o modificación, mientras que otros dicen que es inherente siendo una capacidad ligada al ser humano que puede desarrollarse dependiendo del interés y el del entorno y que representa un motor y un espejo de la sociedad a la que pertenezcamos.

Por eso decimos que nosotros SOMOS (o no) solidarios. Sin embargo HACEMOS voluntariado. Sin embargo la solidaridad y el voluntariado están unidos, teniendo como similitudes el hecho de que son inconmensurables, se realizan desde una organización o de forma individual (las acciones solidarias o voluntarias) y están  dirigidas a cualquier persona.

Sin embargo la solidaridad está ligada al verbo ser, se lleva en uno, mientras que el voluntariado está ligado al hacer, uno es voluntario cuando practica las acciones voluntarias. La solidaridad puede ser circunstancial o espontánea mientras que el voluntariado es planificado y comprometido de antemano. Las acciones solidarias tienden a ser acciones puntuales y dispersas mientras que las voluntarias son planificadas y pueden potenciarse con el trabajo en red.

Ya terminando de definir el voluntariado, vamos a delinearlo con algunas palabras más. El voluntariado es un conjunto de acciones que funcionan dentro de un sistema y son más que la suma de las partes gracias a la consciencia y el efecto que tienen en la realidad.

Hoy dos personas distintas, a la de la foto, pero vibrando juntos.

Se define por la proximidad con el otro y la realidad, por lo que debemos encontrar la distancia óptima para realizar la tarea sin absorbernos en ella. También la define el crecimiento mutuo, es una de las causas por las cuales los voluntarios encuentran gratificante realizar estas tareas, porque permite ampliar horizontes, aprender de otros y en suma madurar. Se genera autoestima y el crecimiento no es sólo para los voluntarios sino para las organizaciones y hay una generación de vínculos entre los voluntarios que les permite también crecer. Y por último el voluntariado es a escala humana, las relaciones interpersonales son cercanas, con confianza y en el voluntariado moderno se cambia el hacer más, por el hacer mejor.

En mi experiencia ser voluntario me ha cambiado la vida. Desde que comencé con tareas más vinculadas con la caridad, el donar cosas, hasta que me metí de lleno en distintos proyectos, me di cuenta de que crecí como ser humano, de que mis valores son unos, de que mi individualidad se desarrolló y hoy tomo el voluntariado como una forma de vida. Se lo recomiendo a todos y por eso tardé tanto en escribir una nota sobre este día. Porque quería que fuese completa, respetuosa, y de las mejores que escribí. Creo que le hago algo de honor al día.

STC

Los dejo con una cita de una de las voluntarias más admirables que han existido, para que siempre sigan haciendo cosas por otros, y por ustedes mismos.

 

Nunca te detengas

Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco,
Los días se convierten en años…
Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.
Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.
Detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mientras estés viva, siéntete viva.
Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas…
Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón.

¡Pero nunca te detengas!

Madre Teresa de Calcuta


ama

Anuncios