Una parte de mi corazón es tuya.

Allí anidan los recuerdos de un año.

Anidan ángeles y demonios

cada vez más adormilados.

 

Aquella parte de mi corazón que es tuya está cerrada con llave.

La llave está en una vieja caja que íbamos a arreglar juntos

donde también guardé a una concha de mar

y a un corazón de papel.

 

Se cerró con llave porque su latido era arrítmico.

Se cerró con llave porque la perspectiva me hizo ver lo tóxico.

Se cerró con llave porque quiero curar.

 

Guardo la llave de mi primer amor

porque esa parte del corazón no le puede pertenecer a nadie más.

Guardo la llave porque no puedo perder las lágrimas y las risas,

ni un solo paso de toda la aventura, que me hizo crecer de golpe.

 

Nunca seré quien fui,

pero estoy más cerca de ser quien quiero ser.

El primer amor es descubrirse bajo una claraboya de colores imposibles.

Gracias por eso. Gracias por todo.

 

El buen andariego sabe que los caminos no se recorren solos.

Los aventureros saben que alguien más trazó partes de su ruta.

Quizás crucemos senderos  inimaginables

con la mirada corta del futuro inminente.

 

Eso solo Dios lo sabe

y en su eterna sabiduría ya nos unió

porque somos muy parecidos y nos hicimos bien.

Dios hizo su trabajo, nosotros no hicimos el nuestro.

 

Ojalá nuestra toxicidad deje de serlo

y las cerraduras aflojen el óxido que las recubre

y el corazón vuelva a latir calmo como nuestras viejas siestas eternas

y solo cambie su frecuencia en el goce de la alegría.

 

Deseo perdonarme

y que te perdones.

Deseo dejar la dureza y el corazón coraza

para los cobardes y los canallas.

 

Deseo perdonarte

Y que me perdones.

Deseo que la bienaventuranza nos traiga amor

y alegría en las batallas cotidianas.

 

Deseo que seamos caballeros vestidos con armaduras

ganando las contiendas contra nuestros dragones.

 

Siempre habrán pequeños y grandes tormentos

Que oscurezcan el pequeño cielo que nos recubre.

No supimos bailar bajo la lluvia

Y caminar bien juntos bajo un enorme paraguas.

 

Para tener un arcoíris tiene que llover,

y nosotros no pudimos disfrutar

de las gotas entre los colores del infinito cielo.

 

Deseo que ganemos las batallas cotidianas

que se nos vienen a cada uno

y seamos felices.

La felicidad solo está en el amor.

 

Amor a nosotros tal cual somos.

Amor a quienes nos hacen bien.

Amor a lo que hacemos bien.

 

Te deseo una vida llena de amor.

Algún sabio dijo ama y haz lo que quieras.

El amor puede doler muchísimo, pero en la balanza en todo lo bueno

hay algo de dolor y el amor es la raíz del bien.

 

Anuncios