el amordura tres años

Esta película esta basada en una novela de inspiración autobiográfica de Frédéric Beigbeder Se publicó en Francia en 1997, siendo editada por Anagrama en español en 2003 con la traducción de Sergi Palmies -tendremos que buscarla en el mercado local para leerla-.

Frédéric Beigbeder (Francia, 1965) es escritor, periodista, crítico literario, cronista de la noche parisina y ex creativo publicitario. Suma a su currículo el título de director al llevar a la gran pantalla su texto El amor dura tres años. Pertenece a una nueva generación de enfant terrible: provocador, mediático, amado y odiado. El autor se vale de su estilo habitual satírico para criticar el mundo burgués de la sociedad parisina que le rodea. Ya entraremos en detalles al respecto

La novela, como nos deja entrever su título relata la vida y las decepciones sentimentales de Marc Marronier, un crítico literario visto como bastante mediocre. El protagonista representa una especie de álter ego del propio Beigbeder y es interpretado por Gaspard Proust. Marc es un intelectual al igual que sus padres y sus amigos. Tiene alrededor de 30 años y un buen pasar. Casi sin quererlo la película nos muestra una “crisis existenciales de gente de 30 años de clase acomodada“, tema tratado en infinidad de otras películas. Dentro de las crisis existenciales, el éxito en el amor y en el trabajo, son las cuestiones que más afligen.

La tesis del libro y por supuesto de la película que inspira es que el amor dura sólo tres años, tras los cuales se impone el tedio y la monotonía en las relaciones de pareja. La historia comienza con el fin de su matrimonio con Anne, lo que le permite relatar su historia sentimental previa y la aparición del amor adúltero con Alice, esposa de su primo. Al divorciarse comienza a redactar el libro que da título a la película, y en el texto trata de probar casi científicamente que el amor se diluye con el tiempo.

Incluso dice Marc Marronier (Gaspard Proust) “Un mosquito vive un día, una rosa tres días. Un gato, quince, el amor, tres. Así son las cosas. Primero hay un año de pasión, luego un año de ternura y, finalmente, un año de aburrimiento”, respecto del amor.

El libro no atrae el interés de las editoriales por lo que la película por un breve momento se hunde en un pesimismo que termina al ocurrir dos hechos. Conoce a Alice, interpretada por la despampanante beldad de Louise Bourgoin y como ya habíamos mencionado se enamora perdidamente. A la par de este hecho, se le anuncia que su libro será finalmente publicado -tristemente se sugiere que porque hay que llenar un cupo para autores primerizos, por lo que todo el tiempo la idea de la pobre calidad del producto literario del protagonista está presente para los espectadores-. Esto representa un problema, porque si bien el texto será publicado con un seudónimo, su contenido es considerado por Alice como misógino. Con lo que no contaba Marc es que el libro se convierte rápidamente en un best seller y lo que plantea choca con la historia de amor que vive con Alice.

Con este nudo dramático se despliega una historia en la que estan presentes el amor y el dolor y por consiguiente el drama y la comedia, alternadas de forma precisa gracias a una buena dirección de Beigbeder y la gran calidad actoral de Proust. Proust apela al one liner, rompiendo la cuarta pared con frases cortas y llenas de ingenio. Podemos ver en esto una clara influencia del director. Para hacernos una idea de como es usado el one liner, tanto en forma como contenido es comparable al de la película Alfie. La película es agradable de ver aunque no presente exabruptos ni sorpresas. Las escenas ocurren en una cronología prolija alterada por algunos flashbacks que explican el pasado y las ya mencionadas, interpelaciones del protagonista al público (un recurso tan caro a la comedia). Todo lo demás es la clásica buena comedia romántica.

Condimentan la película las historias de los amigos, y el vínculo con el protagonista. Esta el amigo super canchero que conquista mujeres por doquier, Jean-Georges (Joey Starr) que termina descubriéndose atraído por otro hombre, con quien se casa. Su otro amigo es Pierre (Jonathan Lambert), un ingenuo enamorado de una mujer estadonidense, rubia y hermosa, que lo engaña pero con quien finalmente tiene un hijo, cuyo padre evidentemente no es él.

Si bien nos encontramos ante muchos clichés, la combinación termina siendo agradable de ver. Es una historia bien contada que vale la pena. Es atractiva por su montaje a la americana, pero el ritmo de comedia bien a la francesa, y el cinismo del enfant terrible Beidbeger y la calidad de la performance de sus actores.

A continuación les dejo una ficha con los principales datos de la película y sus avances, por si deciden tras leer esta reseña verla. Personalmente la recomiendo mucho, en especial cuando podemos verla en buena compañía. Compartir cine del bueno, en mi opinión une a la gente y crea buenos recuerdos.

Ficha

Francia 2012

Título original: L’amour dure trois ans.

Dirección: Frédéric Beigbeder.

Guión: Beigbeder, Christophe Turpin y Gilles Verdiani.

Fotografía: Yves Cape.

Música: Martin Rappeneau.

Intérpretes: Gaspard Proust, Louise Bourgoin, Joey Starr, Jonathan Lambert, Frederique Bel, Nicolas Bedos, Annie Duperey, Valérie Lemercier, Bernard Menez.

 

Anuncios