Marcas de uñas dentro de una cámara de gas en Auschwitz.
Marcas de uñas dentro de una cámara de gas en Auschwitz.

 

«Negar hechos históricos, especialmente en relación con un tema tan importante como el Holocausto, es simplemente inaceptable. Igualmente inaceptable es que se pida eliminar cualquier Estado o pueblo. Me gustaría que todos los miembros de la comunidad internacional respetaran este principio fundamental tanto en la teoría como en la práctica».

Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon

Cuando comencé a escribir este texto hacía algunos minutos escuchábamos en cadena nacional las palabras del Ministro de Educación y Cultura, Sr. Ricardo Ehrlich encargado de transmitir el mensaje respecto a la Shoá, al Holocausto del pueblo judío que planteaba varios puntos interesantes. Fue por decisión del Poder Ejecutivo, que el 27 de enero a las 20 horas se recordara a las víctimas del Holocausto en Cadena Nacional.

En primer lugar nos decía que nuestra meta en el siglo XXI es aprender a vivir en paz. Que el respeto y la igualdad de derechos entre los seres humanos es una meta que debemos alcanzar y que recordar tiene una doble misión. Por un lado honrar a las víctimas de uno de los eventos más terribles de la historia, y por otro lado recordar para que no ocurran otros genocidos que lamentablemente en el siglo XX siguieron ocurriendo. Por eso, en palabras de este orador, la meta es vivir en paz.

Y vivir en paz implica un respeto a los derechos humanos consagrados por infinidad de documentos de las Naciones Unidas. El acto de recordar este hecho histórico está consagrado de hecho por una resolución.

Y es en el cumplimiento de la resolución 60/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas del año 2005, que designa el 27 de Enero como “Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto”, el Parlamento Uruguayo a través de su Comisión Permanente, en la ocasión presidida por el Senador Ernesto Agazzi, llevó a cabo una sesión especial alusiva.

La ONU eligió el 27 de enero porque en esa fecha en el año 1945el ejército soviético liberó a Auschwitz Birkenhau, que fue el mayor campo de exterminio nazi, situado en Polonia.

“Rechazando toda negación, ya sea parcial o total, del Holocausto como hecho histórico, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7, condenando sin reservas todas las manifestaciones de intolerancia religiosa, incitación, acoso o violencia contra personas o comunidades basadas en el origen étnico o las creencias religiosas, dondequiera que tengan lugar”.

Para la ONU designar el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto, no queda solamente en el recuerdo sino que insta a los Estados Miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro, y pide al Secretario General que establezca un programa de divulgación titulado «El Holocausto y las Naciones Unidas» y que adopte medidas para movilizar a la sociedad civil en pro de la recordación del Holocausto y la educación al respecto, con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro.

Como mencionábamos anteriormente, antes de la cadena nacional se celebró una sesión extraordinaria en el Palacio Legislativo, el lunes 27 de enero a las 10 de la mañana.

El Centro Recordatorio del Holocausto manifestó que: “Cada año sentimos la solemnidad de todos los parlamentarios por esta conmemoración y valoramos esta única oportunidad en la cual todos están de acuerdo, todos honran a las víctimas de la Shoá y no hay diferencias partidarias. Sienten gran admiración por los sobrevivientes que allí se hacen presentes y por los que ya no están más físicamente con nosotros”.

Por lo que se consideró importante “hacerse presentes y acompañar, hijos, nietos, amigos. Todos”. “Es una buena oportunidad para demostrar lo que sentimos y enorgullecernos de ser uruguayos en esa fecha tan importante”,

Y así fue.

Tras la convocatoria del Comité Central Israelita del Uruguay las barras se vieron colmadas de público, entre el que se encontraban el Embajador de Israel Dori Goren, sobrevivientes de la Shoá, autoridades e integrantes de las instituciones judías, miembros del Proyecto Shoá (proyecto educativo avalado por las instituciones pertinentes que tiene el doble objetivo de conservar la memoria y enseñar los derechos humanos que todos tenemos como también ver que podemos aprender de lo que pasó y trasladar el eje del odio y la discriminación a las acciones de nuestra vida cotidiana) y muchos jóvenes de los movimientos sionistas.

Se recibió la adhesión a la recordación del Presidente de la República, José Mujica.

Se contó con la presencia de importantes autoridades nacionales como los Ministros Ricardo Ehrlich de Educación y Cultura y Daniel Olesker de Desarrollo Social, el presidente del BPS Ernesto Murro, además de legisladores que no integran la Comisión Permanente. Asimismo participaron miembros del cuerpo diplomático representando a Alemania, Venezuela, Japón, entre otros.

Hicieron uso de la palabra los parlamentarios Diputado Iván Posada, Senador Ope Pasquet, Diputado Pablo Abdala y Diputada Daysi Tournée.

Finalmente, se mocionó y votó la inclusión del proyecto de estudio de la Shoá  en la enseñanza, realizado por Prof. Gerardo Caetano con la colaboración de Martha Canessa, Miguel Feldman y Enrique Mena Segarra.

Este es uno de los avances más interesantes de este acto. Educar desde el ámbito formal sobre este genocidio y usarlo para aprender sobre nuestro presente es algo que desde Proyecto Shoá hemos visto que funciona. El alcance que puede tener si se convierte en algo en la educación pública, para todos, puede realmente ser un arma muy poderosa para nuestros jóvenes en su poder de cambio de la sociedad, hacia un mundo más justo. pajaros volando

Anuncios