Con tu talante picaresco

tu oficio es el de hacer reír.

De naturaleza risueño

Contagias a otros y alegría haces sentir.

 

Con una cara hermosa

las facciones darían pelea

si no fuera indiscutible ganadora

tu sonrisa de gran belleza.

 

Con una conversación caudalosa

superficial como el principio

de una cascada que mana desde lo profundo,

profunda como el agua que alimenta esa cascada

entretiene y embelesa.

 

Este hacedor de risas podría distraerte

con su torso desnudo

con sus brazos fornidos

con su vientre formado.

 

Antes de que todo eso notes

te roba una sonrisa que termina

entre gestos y palabras que hacen que observes

como a su alrededor todo se anima.

 

Este hacedor de sonrisas

tiene días pintados de azul y gris

por que siente que no podrá hacerse de eso que ama tanto:

entretener y hacer reir.

 

Lo que este pobre hacedor de sonrisas a veces olvida

es que Dios nos dio un oficio al que honrar.

 

Y su oficio es hacer sonrisas

meter luz donde hay oscuridad,

crear regocijo entre sus congéneres.

 

Hacedor de sonrisas, no estés triste.

No puedes honrar el dulce oficio

Para el que Dios mismo te hizo.

 

Aunque generoso ese día, de otras virtudes te llenó

es generar la risa, lo que haces mejor.

 

Sonríe que el mundo lo espera.

Sonríe que el mundo te lo devolverá.

Sonríe y te prometo que todo estará mejor.

Anuncios