15367

Esta obra escrita por el autor argentino Lauro Vilo, originalmente llamada 23.344 por el decreto de la dictadura que obligaba a marcar en las cajas de cigarrillos “Fumar es perjudicial para la salud”  se representa con una fuerza dramáticamente violenta que la convierte en un espectáculo teatral imperdible de esta temporada de verano.

Es uno de los espectáculos invitados del Galpón, que año a año sorprende con propuestas y puestas en escena de obras increíbles, pero que con 15.361 no se queda atrás. El esfuerzo actoral de la mano de la dirección de Alfredo Goldstein, consagrado director teatral.

En otras notas, Goldstein comenta al diario el País:

“Esta es una de las obras más representativas de una de las figuras nuevas de la dramaturgia argentina. Lautaro Vilo es autor, director, actor y docente, y ya fue conocido en Montevideo a través de mi puesta de Un acto de comunión y recientemente de su trabajo en Escandinavia. El título, que parece enigmático, adapta el original argentino “23.344”. Ese número en Uruguay responde a un decreto-ley de la época de la dictadura que establecía aquella famosa leyenda, ‘Fumar es perjudicial para la salud. Y es justamente el cigarrillo, en particular el tabaco, uno de los centros alrededor de los cuales gira la pieza”

“Este es un nuevo intento de Vilo para trabajar el teatro en verso, un verso particular y cotidiano, donde se mezclan lo terrible y lo humorístico, lo doloroso y lo escatológico. En un Uruguay obsesionado por la lucha contra el tabaco, la obra defiende el placer del cigarro, de una elección personal, con todas sus consecuencias. Pero el tabaco no es algo fortuito en la propuesta dramatúrgica, sino que se ensambla con una aventura vital de tres hombres de unos treinta años, con pasado común, secretos comunes, intolerancias comunes y violencias comunes”.

“Tres cabezas -sigue el director- de una misma criatura, tal vez. Tres posiciones que son una. Un juego permanente como consecuencia de una sociedad y una educación represoras y discriminadoras. Vilo transita por la educación, el sexo, la familia, la vida social, sin tenerle miedo al lenguaje, procurando combinar lo más directo con lo más poético”.

Citado del diario El País:  http://www.elpais.com.uy/divertite/teatro/sube-escena-obra-prohibicion-fumar.html

obra

Por todo lo dicho creo que no necesita aclaración que esta es una obra para mayores de 18 años por su contenido, dentro del cual está lo sexual y violento, que hace atrayente a la propuesta y justamente la hace apta para mayores de edad. Sin embargo más que mayores de edad, para comprender esta obra hay que ir con la mente abierta y descansada, listos para decodificar mensajes. Mensajes que van desde el tabaco, el lenguaje que usamos para referirnos a él, y a tantas otras cosas, y las amistades que empiezan en el colegio y van para toda la vida. Amistades que comienzan en lugares impensados como un baño donde tres chicos fuman. Esta obra es sobre lo impensado, lo extremo y lo fuera de lugar en amistades que trascienden el tiempo.

Durante su hora de duración, vemos humor y crueldad en violencias cotidianas que tienen su oposición en placeres aparentemente inocentes. Estos amigos están unidos por una historia en particular que los hizo crecer de forma triste y algo miserable. Quizás demasiado triste y miserable. El humor de la obra desdibuja esos adjetivos para no convertirla en una tragedia.

Existen tres melodías, que son las tres voces hablando sobre fumar, fumar que es una metáfora del crecimiento, de iniciarse en la vida, en lo sexual, en la seducción y en el placer y en todo eso que vamos descubriendo a partir de que somos adolescentes.

Por su tono de loca festividad, de expresividad corporal y vocal y de violencia en el manejo del cuerpo, la obra es exigente tanto física como mentalmente para los actores quienes desempeñan su rol espectacularmente.

Al salir de la sala, el espectador (o al menos yo) necesita un tiempo para recuperarse de lo que vio, entenderlo y valorarlo en toda su magnitud.

El elenco está compuesto por Pablo Robles, Mauricio Chiessa y Federico Guerra. La escenografía y vestuario a cargo de Hugo Millán y Daniela Renée López y la música original y ambientación sonora por Fernando Ulivi.

Para obtener entradas en boletería: Lunes a sábado de 17 a 21.30 hs. Domingo de 17 a 20 hs.

Las funciones: Desde Febrero: viernes y sábado a las 23.30 hs. Sala Cero.

Entradas: $ 220 Socio Espectacular 2×1 (con cupo)

obra2

Anuncios