Originalmente publicada en: http://www.aiesec.org.uy/entrevista-a-julissa-reynoso-embajadora-de-estados-unidos-en-uruguay/

Julissa Reynoso

Julissa Reynoso, Embajadora de los Estados Unidos de América en Uruguay

Por Fabián Álvarez

Como miembro de AIESEC en Montevideo tuve el privilegio de entrevistar a la Embajadora de los Estados Unidos en Uruguay Julissa Reynoso. El Senado de los Estados la designócomo Embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de los Estados Unidos de América en la República Oriental del Uruguay el 30 de marzo de 2012.
Previamente la Dra. Reynoso fue Subsecretaria Adjunta para Asuntos de América Central, El Caribe y Cuba de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental. Julissa Reynoso es Doctora en Leyes y en el ámbito privado se centró en los temas de arbitraje internacional y la legislación antimonopolio. Cuenta con una Licenciatura en Gobierno de la Universidad de Harvard, una Maestría en Filosofía de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y un Doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Columbia.
En su amplio currículum uno de los cargos que tuvo y que nos resulta más interesante para esta entrevista es que en 2006, se desempeñó como Directora Adjunta de la Oficina de Rendición de Cuentas del Departamento de Educación en la ciudad de Nueva York. Nos resulta interesante dicho cargo por el rumbo que le dimos a esta entrevista. Como parte de AIESEC a mi y a otros lectores nos interesaba e interesa el desarrollo del liderazgo, el entendimiento intercultural y la educación de sus miembros.

1. Como Embajadora de Estados Unidos en Uruguay, se la ha visto en los más diversos ambientes, conociendo a nuestra sociedad y nuestra gente ¿cuál es el panorama general que tiene de la juventud en Uruguay?

Actualmente la juventud ha pasado a un primer plano. Su poder e influencia es mucho mayor hoy que hace unos años. Los jóvenes constituyen sin duda un sector sobresaliente dentro de la comunidad. Asistimos a una “juvenilización” de la sociedad. Los jóvenes imponen sus formas de hablar, modas, gustos, aficiones en la misma.

2. ¿Qué piensa del liderazgo juvenil en nuestro país?

Los jóvenes se encuentran cada vez más capacitados para adaptarse al mundo en que viven, hoy leen y  estudian más que en los tiempos de nuestros padres. Resulta evidente el número de jóvenes que frecuenta escuelas, colegios, institutos, escuelas técnicas, centros de artes y oficios, universidades etc. Tienen un gran espíritu comunitario y una gran sensibilidad en lo que refiere a la injusticia social.

3. ¿Qué es para ti un líder? ¿Qué características debe tener?

Un líder no es aquel que únicamente tiene un conocimiento o experiencia determinada. Es aquel que tiene coherencia e imparcialidad, predica con el ejemplo actuando con integridad y  conoce los objetivos de la organización a la que  pertenece.

Los líderes son personas proactivas que saben motivarse y motivar a los demás, son buenos comunicadores y saben escuchar, suelen ser flexibles y abiertos a nuevas ideas y, sin duda, conocen la importancia de crear un buen ambiente de trabajo donde se cultive la cooperación y la colaboración entre los miembros de un  equipo.

4. ¿Te consideras una líder?

Como representante del Presidente Obama en Uruguay y por el cargo que ocupo, obviamente tengo la responsabilidad de liderar al equipo que trabaja conmigo en la Embajada. En ese sentido sí me considero una líder. Pero más que una líder me considero una persona a la que le gusta trabajar en equipo, saber escuchar, estar abierta a todas las opiniones y luego tomar las decisiones que considere  mejores.

5. ¿Cómo ves particularmente la situación de las mujeres en relación al liderazgo y el empoderamiento, especialmente con todos los casos de violencia que se presentan en nuestro país?

El liderazgo femenino no es otra cosa que la utilización de las características propias de las mujeres en uso  en las organizaciones. Nadie en nuestro tiempo puede negar estas características. Hace mucho tiempo  que las mujeres dejaron atrás su rol secundario en un mundo privado que las mantenía recluidas y alejadas del mundo público; están incorporadas a la población económicamente activa y a la académica; han aprendido a regular sus tiempos y momentos de maternidad; están disfrutando de su sexualidad, en definitiva han  logrado un lugar de relevancia en la sociedad.  En cuanto a los temas de violencia contra la mujer creo que el empoderamiento de la mujer es una de las claves para combatir este gran mal que aqueja no solo al Uruguay sino muchos otros países en el mundo.  Cuando más peso tenga la mujer en la sociedad mas va a poder incidir en la solución del tema de la violencia contra la mujer.

6. ¿Cómo ves a la educación en nuestro país?

La educación en Uruguay es una de las más avanzadas y progresistas de América Latina. Son principios fundamentales de la educación pública uruguaya la “laicidad, gratuidad y obligatoriedad”, tal como fueran proclamados por José Pedro Varela. Según estudios de la UNESCO, la educación Uruguaya garantiza igualdad al poseer características institucionales que impiden la mercantilización de la educación.

7. Como participante del Foro Juvenil y miembro de AIESEC en Montevideo reflexiono mucho sobre la educación ¿Qué rol te gustaría que los jóvenes adoptasen respecto a su propia educación?

Para tratar de identificar las necesidades educativas de los jóvenes, es necesario en primer lugar, tomar en cuenta las características de esta nueva época marcada particularmente por la globalización. Es igualmente necesario comprender los impactos económicos, culturales y políticos y, más concretamente, los desafíos que dicho proceso conlleva para la construcción de las identidades de las personas.

8. Siguiendo con la pregunta anterior ¿qué crees que falta para que esto pueda ocurrir? ¿Qué actores –sociales, políticos, culturales- deberían involucrarse?

Una educación que los jóvenes consideran y constatan que no guarda relación con sus necesidades e intereses, no puede ser, indudablemente, una educación de calidad que corresponda a este momento y a estas circunstancias, cuando están cada vez más disponibles otros métodos de aprendizaje que a menudo son más atractivos y más gratos. Una educación que impide que los jóvenes incorporen los retos y goces del aprendizaje o que haga que sean excluidos, rechazados, discriminados o que caigan en la violencia, no puede ser una educación de calidad. Tampoco lo puede ser una educación que los desconcierte, confunda y que los deje perplejos cuando analicen sus actitudes y creencias.

9. ¿Qué herramientas educativas consideras que tienen el potencial de empoderar a la juventud?

En los últimos años, el término empoderamiento se ha sumado al léxico de la educación, existe un gran entusiasmo por el potencial que puede generar su uso en estos campos. A pesar de lo cual, no siempre queda clara su función, ni su significado, y en ocasiones sólo parece una moda más. Así que es necesario aclarar qué se quiere decir con empoderamiento y cuál es su papel en tales procesos educativos.

El empoderamiento, con la suficiente información y los recursos adecuados, crea y facilita el proceso de cambio, tan necesario en un sistema educativo, conformando una nueva visión y cultura donde todos se beneficien en cuanto al cumplimiento de las metas u objetivos organizacionales.

Anuncios