Sentir la vida pasando

en lugares parecidos

donde nuevas caras se confunden por el desinterés que me provocan. 

 

Abatido estoy de convivir 

horas del día que transmutan en noches 

entre conversaciones áridas

carentes de ideas. 

 

Jóvenes somos todos

pero no todos lo vivimos igual. 

Hoy deseo salir de esta inmunda media

y alcanzar mi potencial. 

 

Abatido y desesperanzado

por maneras descorteses

por formas zafias

por lenguaje simplón 

e ideas ignorantes y tontas.

 

Abatido y luchando por soportar

con entereza y elegancia

como una dama de las camelias

caminando por el fango. 

 

Fango que durará, 

del que espero no contagiar

mi forma de ser,

mi manera de entender,

mi cosmovisión artística y sensible,

mi peculiar manera de ver el mundo. 

 

Espero volverme una reina de la chatarra

que en breve emerja hacia un lugar mejor;

que logre encauzar mis talentos, 

robustecer mi salud

hacia alcanzar el ideal. 

 

La dulce inocencia. 

La tonta ignorancia.

La simplicidad 

de algunos se hace refrescante

por momentos, quizás en muchos

pero a veces mi esnobismo 

choca, roza, y me hace intolerante.

 

Respirar y calmarse

superar el abatimiento

obviar la furia de sentir la falta

de estima, la subestimación

las formas soeces de hablar 

que quizás solo yo puedo percibir

que quizás no existe

pero existe en tanto lo siento.

 

No abatirme.

Soportar.

Pensar en la gran meta

y seguir viendo como progresar. 

Anuncios