Buscar

mes

abril 2014

OPINIÓN: Nunca hagas esto en las mañanas

Que tu teléfono no te controle!

CNNEspañol.com

Por Mel Robbins

Nota del editor: Mel Robbins es comentarista de CNN y fundó el sitio inspire52.com en el que ofrece “buenas noticias” y videos virales. Es conductora de radio y en 2014 la nombraron Conductora Sobresaliente de Noticieros de Radio en los premios Gracie.

(CNN) — La mayoría de los adultos reconoce que tiene el hábito de poner en pausa la alarma de su despertador cada mañana.

Los expertos han debatido durante años sobre las ventajas y desventajas del hábito y sopesan los efectos que tiene sobre el cuerpo y la mente a largo y corto plazo. En un artículo que se publicó recientemente en el diario estadounidense The Wall Street Journal, titulado Why You Actually Should Hit The Snooze Button (Razones para poner en pausa la alarma de tu despertador), se indica que unos nueve minutos de sueño adicional pueden ayudar a cierta clase de personas a…

Ver la entrada original 892 palabras más

Anuncios

Want To Smell Wonderstruck Like Taylor Swift? Now You Can!

Hollywood Life

Taylor is one busy lady! She is a Jane of all trades with the singing, acting, and working as a Covergirl spokesperson; now she can add fragrance connoisseur to her resume!

Taylor Swift has unveiled the look of her new fragrance Wonderstruck in what appears to be a very princess like ad! It’s no surprise that the wholesome songstress would choose a fairy tale theme and by the sounds of it, it’s just as romantic smelling.

Ver la entrada original 198 palabras más

Taylor Swift Announces Second Scent, Wonderstruck Enchanted

El día que cuatro papas ‘se reúnen’ en el Vaticano

Va a ser un GRAN DÍA para la Iglesia Católica

CNNEspañol.com

(CNNMéxico) — Juan Pablo II y Juan XXIII, dos papas de diferentes personalidades, son a partir de este domingo los nuevos santos del catolicismo.

El papa Francisco encabeza la ceremonia ante cientos de miles de personas, jefes de gobierno y de Estado, entre ellos los presidentes de Ecuador, Honduras y El Salvador y los reyes de España.

Ver la entrada original 836 palabras más

54# ¡Demasiada honestidad y transparencia!

A lo largo de la historia de la vida, la gente se conoció en clubes sociales, en sus trabajos, en la calle, en sus lugares de estudio; es decir en cualquier lugar en el cual coincidieran. Todo esto cambió mucho con Internet, con las redes sociales que permiten conocerse a través de la web, con todo lo que eso implica. Por ejemplo el anonimato. Realmente no sabés con quien estás hablando, en especial en las salas de chat, hasta que te pasan una foto, un enlace a su perfil en una red social, etc. E incluso ahí no necesariamente se sabe la verdad.

Algunas personas como yo escribimos como nos sentimos, publicamos fotos personales, y estamos en contacto con amigos y conocidos a través de las redes sociales. Entonces, cuando le pasamos nuestro perfil a una persona nueva, esta tiene acceso a conocernos más, lo cual no es necesariamente malo. No soy de las personas protectoras de su privacidad como algo sagrado. Tampoco siento que tenga algo que ocultar. Soy lo que soy y al que no le guste, que siga su camino.

Para mí es complejo conocer nuevas personas con las cuales salir a bailar o tener citas. En parte porque no todo el mundo vive su orientación sexual de forma tan abierta como yo. También porque los ámbitos donde puedo conocer de forma segura a otras personas LGBT son pocos y no llenan mis expectativas. Además se le suma que mi autoestima no es súper alta entonces me cuesta lanzarme a conocer nuevas personas.

Por eso las redes sociales me han servido. Por eso las he utilizado.

Sin embargo, varias veces me ha pasado de sentirme mal utilizándolas. Muchas veces conozco gente a través de Facebook que al principio parece interesante o atractiva y luego no lo es… O gente que no me encuentra a mí interesante o atractiva. Gente que de repente desaparece o nos ignora sin saber las razones.

También en noches solitarias, cuando buscamos compañía, aparecen personas que tras el anonimato de las salas de chat parecen interesantes o son lo que buscamos en ese momento. Pasamos alguna foto, o nuestro link al perfil de Facebook, la dirección de Skype y terminan conociéndonos de antes. No podemos tener un inicio en limpio. Pero como ellos aún no nos dieron su información nosotros no sabemos exactamente quienes son… aunque muchas veces lo imaginamos.

Así por ejemplo, terminé chateando con el ex de un amigo de mi ex o los mejores amigos de una amiga de él. Y para quienes nos cuesta superar nuestra relación anterior, esto es otro baldazo de agua fría. Nos sentimos expuestos completamente. Si la charla fue indiscreta es aún peor. Porque si bien sabemos que no hay chances de reconciliación, si bien sabemos que fue nuestra responsabilidad el fracaso de esa relación, aún nos importa que piense ese ex, aún anhelamos que algún día podamos tener algún tipo de vínculo.

Entonces nos damos cuenta de que tenemos que usar las redes sociales sólo para hablar con amigos o personas que ya conocemos, porque no estamos listos para conocer a alguien nuevo. Entonces pensamos: “¿Por qué no creamos perfiles falsos y falsamente conocemos a otros, como hace todo el mundo?” Y nos damos cuenta que eso no tiene sentido en nuestra lógica.

Si queremos algún vínculo significativo con otros, tenemos que mostrar quienes somos. Sí, es verdad, muchas veces usamos una foto favorecedora, usamos el diccionario para no tener ni una sola falta de ortografía y parecer aún más inteligente de lo que somos, pero al fin y al cabo terminamos siendo nosotros mismos. O una linda versión de nosotros mismos. Y eso para nosotros está bien.

Pero no deja de ser una forma de exponernos, y hay que saber cuándo y de qué forma hacerlo.

fuck

Katy Perry’s Supremely Clueless AMA Performance Is Everything That’s Wrong With America’s Relationship to Asian Culture

Otro artículo hablando sobre la apropiación cultural.

Flavorwire

Another awards ceremony, another “controversial” pop star performance. This time around it was Katy Perry, whose appearance at the American Music Awards last night set the Internet afire with outrage because of its absurd depiction of Japanese culture: cherry blossoms, taiko drummers, kimono-clad backing dancers, and Perry herself dressed as a geisha. Sigh.

Ver la entrada original 1.045 palabras más

Cultural Appropriation Is the Last Resort of the Lazy Pop Star

Un tremendo análisis de porque el video de Avril Lavigne, Hello Kitty, resulta tan molesto.

Flavorwire

There’s been a predictable Internet shitstorm about the cringe-inducing video for Avril Lavigne’s “Hello Kitty,” three-and-a-quarter minutes of cultural cluelessness that make Katy Perry’s VMA performance look like a nuanced examination of Orientalism and the changing nature of East/West cultural interchange since the abolition of the Sakoku policy in 1853. The Lavigne video is awful, obviously — it’s a sort of checklist of idiotic Japanese stereotypes, including candy stores, cupcakes, sake, sushi, random Japanese phrases (“Kawaii! Arigato!”), and, of course, four identikit Harajuku dancers who get used as silent stage decoration.(There’s also the curious fact that Lavigne appears to be wearing some sort of colored contacts in the video, that seem designed to accentuate just how blue her eyes are — although if anything, they end up making her look like an extra from David Lynch’s Dune who’s hit the spice a bit too hard.) It’s all like a budget…

Ver la entrada original 1.157 palabras más

Adiós Gabo, Macondo está de luto

macondo está de luto.

A Gabriel García Márquez lo conocí en 2do de liceo. Siempre amé la literatura, y de muy chico comencé a leer a los clásicos. Devoré varias obras de Dickens y Verne, entre tantos otros, formando así mi gusto literario. Disfrutaba mucho de leer novelas del siglo XIX, historias románticas o dramáticas, generalmente europeas, con una estética muy determinada. Pero fue en esa clase de 2do de liceo cuando lo conocí. Seguir leyendo “Adiós Gabo, Macondo está de luto”

53# Cada vez que no lo hago, casi lo hago.

Esta frase resuena en mi cabeza por tantos motivos. En primer lugar porque es parte de una balada de Taylor Swift, llamada ‘I almost do’. Me hace pensar mucho en él, en aquel que inspiró gran parte de los textos de este blog. Me hace pensar en lo que tuve y perdí, y en cuan locamente lo añoro. Me hace pensar en que lo extraño.

Esta canción transmite perfectamente lo que me pasa, dice cosas que me pasan. Por eso amo a Taylor Swift. Porque tiene una canción en la que habla de que cada día que pasa y no le escribo, cada día que pasa y no lo llamo, estoy a punto de llamarlo. Tiene una canción que dice que fuimos un desastre, pero que igualmente quiero intentarlo nuevamente. Tengo que hacer lo indecible para contenerme y no contactarlo, porque en el fondo ¿cuál es el propósito?

Quizás cambió de idea, quizás crea que se puede, quizás… Pero no estoy seguro, no lo creo. No le demostré que puede confiar en mí. Yo hoy confío en mí mismo. Me sé capaz de encarar una nueva relación, me sé capaz de tener una estabilidad emocional distinta a la de 2012 y 2013. Lo logré. Me costó mucho llegar a este páramo de relativa calma. Quizás demasiado. Pero hoy hago lo que puedo hacer y casi que me perdoné por no poder más. De a poco, pasito a pasito. Pero tengo miedo a ser así de temerario y caerme de bruces al suelo. Si bien soy un experto en levantarme tras una caída, tras un fracaso, no sé cuántas veces voy a poder levantarme y cicatrizar los rasguños. Por eso hago el esfuerzo de no contactarlo aunque muera por dentro cada vez que no lo hago.

De hecho Dios me puso frente al desafío de verlo en un baile. Y con renovada fuerza controlé mis impulsos, seguí bailando y muriendo por dentro. No me entregué a las malas costumbres. No pude saludarlo con naturalidad. Le escribí un mensaje de texto. Sé que me vio. Sé que lo recibió aunque no contestara, porque me envió un mensaje que presumo no era para mí.

Me hubiera gustado enfrentar con aún más gracia este desafío. Espero poder hacerlo. Quizás si me ve enfundado en esa nueva confianza quiera ser mi amigo. Quizás quiera estar en mi vida. Ojalá quisiera estar en mi vida. Lo extraño dentro de mi vida.

La vida sigue, la vida no es una armoniosa canción de 3 minutos de Taylor Swift. De hecho la frase I almost do me hace pensar en otras cosas que casi hago pero que me contengo de hacer. Me freno porque sé que no son el camino. La evasión con cosas, vicios y gente no son la clave para seguir por el rumbo que debo proseguir. El camino para la realización personal consiste en encontrar valor en mi propia existencia. Para eso tengo que realizarme como persona. Estudiar, crecer y volverme un adulto autosuficiente. Encontrar el amor, disfrutar de lo que me ofrece la vida sin excederme. Ser un poco más Hilary Duff y menos Lindsay Lohan para ponerlo en términos de estrellas de Disney. Quizás más Demi Lovato que coqueteó con la mala vida y salió… Hilary Duff es demasiado perfecta para intentar meterme en sus zapatos.

De hecho en mi vida encuentro consuelo y lugar para muchas canciones de Taylor Swift. Si bien cada vez que no le escribo o no sucumbo ante la tentación pienso en I almost do, también Begin Again me ha inspirado.

La capacidad de empezar de nuevo, de volver a enamorarme de la vida (y de alguien también ¿por qué no?) se ve reflejada en esa canción. Todos podemos pasar por un café y mirar a alguien y decir que ese día recomenzamos nuestra vida. No es fácil pero se puede.

Y podría seguir con muchas canciones, pero sería demasiado aburrido de escribir y de leer.

Leyendo viejas entradas en el blog, hablaba de que tenía esperanzas de volver con él. Hoy no las tengo. Sería una de las sorpresas más lindas o regalos más anhelados que Dios podría darme. Sería un error, me daría miedo. Sería un riesgo. Pero sería una dulce locura, un riesgo que estaría dispuesto a tomar porque hoy soy alguien distinto y dispuesto a todo por ser feliz. Hoy no me auto-boicoteo.

Esto que escribo, con convicción, es una señal para mí inequívoca de que lo mejor está por venir. Solo Dios sabe que es lo mejor para mí, pero estoy ansioso por vivirlo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: