Respirando profundamente pienso si es posible empezar de nuevo.

Me doy cuenta rápidamente de que lo es.

Es decir ¿por qué no habría de serlo?

 

Que sea posible no significa que pueda.

Que pueda no significa que quiera

Y que quiera no significa que lo haga.

 

Sin embargo al saber que puedo, siento que quiero y al saber que quiero me propongo hacerlo.

Porque si no avanzo me quedo.

Porque si me quedo claudico

y si claudico, de alguna manera muero.

 

En este nuevo comienzo, ¿qué es lo que quiero?

Ni yo mismo lo sé, pero sé que no quiero

y si lo pienso eso es un gran comienzo.

 

He tenido más de mil amaneceres,

me levanté ante más de mil huracanes

para volver a ser tendido por el vendaval.

 

El viento me ha soplado y como hoja endeble he caído.

Supongo a veces no he sido tan fuerte como un sauce llorón,

que con sus raíces fuertes y de tronco flexible

allí permanecen ante los huracanes que pasan.

 

De raíces fuertes y de desafiantes ramas

mi árbol mostró sus colores desafiante

sin darse cuenta que ese aire pedante

con el más mínimo aire circundante

caería al suelo sin más.

 

Hoy ya sé que no soy un sauce llorón

pero que tengo raíces fuertes.

Hoy ya sé que ante la ventisca

Algunas ramas se pueden salir,

pero creceré una y otra vez, cuantas veces sea necesario.

 

Un amigo me dijo que era un experto en levantarme

como si fuera un ave fénix resurgiendo de las cenizas en forma constante

y se preguntaba si no era adicto

a ese constante ritmo de crisis y cambio.

 

Yo soy el responsable de las caídas y los resurgimientos

porque soy responsable de cómo se traduzcan todas mis experiencias.

Y quizás tenga razón, quizás ame empezar de nuevo.

 

Empezar de nuevo es estrenar un lienzo en blanco

Para llenarlo de nuevos desafíos.

Empezar de nuevo es ser libre y extender nuestras alas

para alcanzar nuevos sueños.

 

Pero para alcanzarlos debemos aprender a volar.

Una vez aprendido, es simplemente recordar.

Por eso hoy empiezo de nuevo, pero con ventaja.

Se mucho por tanto haberme caído.

Mis raíces están cada vez más fuertes y mis ideas cada vez más claras.

 

Por eso hoy solo es ver que tan triunfante salgo de esta odisea.

Anuncios