En las noches cuando cierro los ojos y las pestañas se entrelazan

te tengo conmigo.

Y hablamos, y te pido consejos y te vuelvo a tener conmigo.

 

Lo que más extraño es tener a mi amigo,

más que a ese amante fogoso

más que a ese novio amoroso.

 

Y por eso agradezco que en las noches te quedes conmigo,

y me hables o me escuches

aunque no siempre me digas lo que dirías

si realmente estuvieras conmigo.

 

Pero no importa que solo sea un anhelo de mi corazón

porque poderte imaginar es la mejor forma de tenerte conmigo.

Porque no te lastimo, porque no me lastimo.

 

Nunca pensé que habría un último beso.

Y como nunca lo pensé, no lo recuerdo.

Pero eso no importa porque te tengo conmigo.

 

Te conocí y eso me basta,

aunque es poco eso me alcanza.

 

Extraño posarme sobre tus pies

y bailar al ritmo de una melodía imaginaria

como imaginaria es hoy tu presencia conmigo.

 

Pero lo que más extraño es tu palabra,

tu olor

tu mirada.

 

Nadie me miró así

y quizás nadie lo haga.

 

Solo sé que a pesar de todo te tengo conmigo.

impresión

Anuncios