marx 2

Es innegable la importancia de este documento. Es innegable la importancia del marxismo en el mundo como corriente de pensamiento y análisis de la realidad y como corriente política. Al ser una ideología tan completa y convincente logra en muchas oportunidades que su adhesión sea completa. Es difícil verle fracturas. Las fracturas más destacadas son las del marxismo puedo en la práctica. Pero las ideologías son eso, ideologías y luego existen versiones, o adaptaciones de las mismas que son lo que vemos tangiblemente. Algunas fueron excelentes y otras dignas de ser olvidadas.

Por eso al leer sobre este Manifiesto me plantee algunas preguntas:

  1. ¿Cuál es la visión sobre la historia humana que aporta el Manifiesto?

La visión sobre la historia humana que aporta el Manifiesto es que toda la sociedad humana, desde el comienzo de los tiempos hasta el presente es una historia de las luchas de clases. El manifiesto analiza brevemente la historia, mostrando que en la Antigua Roma existían distintos tipos de personas, lo mismo en la Edad Media. Estaban quienes tenían poder económico, que se manifestaba en las esferas políticas, sociales y religiosas, pero que su fundamento estaba en el nivel económico (dado que estas personas, si bien manifestaban su influencia, su poder, en las esferas políticas, sociales, religiosas, etc., siempre tenían además del poder social, político o religioso un poder económico que les permitía controlar a quienes tenían subyugados) y quienes eran dependientes de estas personas. Por ejemplo en la Edad Media estaban los Señores feudales, el Clero y los vasallos y los esclavos, los campesinos, los artesanos, etc. Dentro de cada una de estas categorías también había niveles. Para hacerlo claro, dentro del clero existían religiosos con poder como el Santo Pontífice y otros que simplemente estaban a cargo de una parroquia de un pueblo, y que eran quizás tan pobres como los feligreses a los cuales servía.

Igualmente es importante entender el contexto en el que está escrita la obra. Marx y Engels escriben el Manifiesto en 1848, período en el cual la Revolución Industrial estaba ocurriendo en los distintos rincones de Europa y Estados Unidos y en el cual se vislumbraban las crecientes diferencias entre las personas más pobres y las más ricas.

Durante este período la acumulación del capital por parte de la burguesía, los autores plantean que se simplificó el antagonismo de clase. Plantean que la sociedad tiende a separarse en dos clases grandes y antagónicas. Las llaman la burguesía y el proletariado.

La aparición de la burguesía y de los obreros industriales le quita el disfraz político, religioso y hasta social al régimen de explotación en el que vivían. La burguesía muestra sin tapujos que las relaciones familiares también son relaciones económicas y que las más encomiables de las profesiones tienen, en el fondo, un objetivo económico.

Además la burguesía, según el texto, no puede existir sin revolucionar constantemente las formas de producción y por ende el sistema social. Como la producción está en constante aumento, con ese aumento deben encontrar mercados para los productos y proveedores de materias primas. Por eso la burguesía viaja por todo el planeta, imponiendo así su estructura económica, y por encima, su estructura social, cultural, religiosa y política.

Como explota a un mercado global, impone un sello cosmopolita en cada país. No solo va borrando esas diferencias culturales, sociales, religiosas, políticas sino que también, al ir eliminando las industrias nacionales, estas son sustituidas por industrias multinacionales. En esta lógica, quienes tienen el poder económico, van moldeando a su imagen y semejanza la cultura y la sociedad.

  1. ¿Qué valoración establece en relación al capital y su origen?

En el manifiesto se establece que los instrumentos usados para destruir al feudalismo se ponen en contra de la propia burguesía, encargada de establecerlos en el mundo. El origen del capital es el trabajo del obrero. Los obreros en este nuevo sistema deben obtener trabajos en los cuales se venda a trozos, como si su tiempo, su cuerpo, su trabajo fuese una mercancía como cualquier otra, por lo tanto sujeta a los cambios que existan en el sistema, cambios que como fue establecido en la pregunta anterior, son frecuentes como única forma de sobrevivir.

El origen del capital es la producción. Sin embargo la producción (siendo el texto del siglo XIX la producción es, por lo general, la producción de bienes) tiene problemas. En esta época la burguesía y sus formas de producir generan crisis económicas, que pueden ser una de las herramientas para que el proletariado luche contra la burguesía y gane la batalla.

Se genera el problema de la sobreproducción. Hay demasiados productos para satisfacer a la demanda existente. Los productos pierden su valor. Pero no sólo los productos pierden valor. El trabajo del obrero también lo pierde. Como el obrero se vende como otro producto más en este sistema, cuando hay demasiados obreros, su trabajo pierde valor. Esto genera crisis sociales tremendas que son resueltas por la burguesía eliminando de forma violenta fuerzas productivas y conquistando nuevos territorios, y explotando de una manera más eficiente a los mercados antiguos.

La burguesía es el grupo que concentra el capital. De hecho esta es una de las condiciones para su existencia y predominio. Unos pocos concentran en capital, queriendo producirlo e incrementarlo constantemente. Sin embargo el capital no puede existir sin el trabajo asalariado. Por eso la burguesía está condenada desde su mismo origen a morir. Como los trabajadores deben concurrir a un mismo lugar para trabajar, van a poder agruparse y combatir a la burguesía.

marx

  1. ¿Cuál es la característica de la relación capital – trabajo que plantea?

Como es planteado anteriormente, la relación del capital con el trabajo es que el origen del capital es el trabajo de los obreros. El capital surge por el valor agregado, que en la teoría marxista es llamado plusvalía, que los productos tienen. Básicamente, la materia prima al ser procesada por el trabajador se convierte en algo más. Ese algo más es un producto con más valor que la materia prima.

El problema en esta relación es que quienes son los dueños del capital no pueden asegurarle a quienes lo producen, a sus esclavos, las más mínimas condiciones de vida. Las crisis comerciales hacen cada vez más inseguro el valor del salario del trabajador. Por eso estallan revueltas y sublevaciones. En estos períodos, el proletariado se organiza en contra de la burguesía, que depende del proletariado para existir. En este período además, no solo la burguesía aprovecha los avances de la tecnología, sino que los proletarios también la utilizan, para comunicarse y organizarse de forma más rápida. Los autores citan como ejemplo de la lucha algo que hoy nos parecería irrisorio como derecho laboral, que era ley de la jornada de 10 horas.

Una de las cosas que plantea el texto es que el precio medio del trabajo asalariado de los trabajadores es la suma de los víveres necesarios para que el obrero sobreviva. Es decir que lo que obtiene por su trabajo no es lo que vale, sino lo que necesita estrictamente para sobrevivir. En la sociedad burguesa, plantea el texto, el trabajo del hombre no es un medio más que para incrementar la riqueza de la burguesía.

En cambio en la sociedad comunista, el trabajo acumulado será una forma de dilatar, fomentar y enriquecer la vida de los obreros.

  1. ¿Qué visión plantea sobre los grupos sociales en tanto grupos económicos?

El manifiesto plantea que los grupos sociales están en pugna dado que la historia es la historia de la lucha entre clases, entre los oprimidos y los opresores. Y los oprimidos son aquellos que no son los que controlan la economía y los opresores aquellos que si la controlan.

En el momento en que es escrito el Manifiesto Comunista, los autores plantean que existen dos grandes grupos en la sociedad de aquel tiempo. Esos dos grupos sociales son la burguesía y el proletariado. Estos grupos están en pugna constante dado que la existencia de uno es imposible sin el otro. La dependencia económica de la burguesía respecto al proletariado y viceversa hacen que no se pueda justificar la existencia de uno sin el otro.

El proletariado para subsistir debe vender su trabajo como un producto más en el mercado, para que lo compre el mejor postor. Y los burgueses que contratan personas para sus fábricas son quienes los emplean. Asimismo la burguesía sin el trabajo de estas personas no podría existir porque su objetivo como clase es la formación y la acumulación de capital.

Por otro lado plantea que los grupos sociales son grupos económicos. Desde la familia en adelante, las personas están juntas por una coyuntura económica. Cuando se habla de que el comunismo quiere abolir (junto a muchas otras cosas) a la familia, los autores se defienden diciendo que abolir la familia no es una de las intenciones satánicas de los comunistas. En cambio mencionan que la familia actual, la familia burguesa se fundaría en el capital, en el lucro privado. Establece que por ende solo la burguesía tiene una familia en el sentido pleno de la familia y que se complementaría en la carencia forzosa de relaciones familiares de los proletarios, por el modo de vida que les fue impuesto. La familia burguesa desaparecerá al desaparecer su complemento (la familia proletaria) porque ambas desaparecerán cuando desaparezca el capital. Mencionan que desean abolir la explotación de los hijos por parte de los padres dado que en este sistema se convierten en mercancías. Cuando se menciona la educación y que el comunismo habla de una educación social y no familiar, mencionan que la sociedad ya influye la educación que cada quien recibe en su casa.

  1. ¿Cuál es el destino que augura para la clase trabajadora?

Marx y Engels plantea que inevitablemente la clase trabajadora derrotará en esta lucha a la burguesía, viniendo la dictadura del proletariado. Si bien en sus obras no ahondan en las características de este nuevo régimen si explican cómo llegan a ese camino.

Dado que la burguesía aglutina cada vez más a los medios de producción, a la propiedad y a los habitantes de los países en los cuales este sistema económico está presente –y con el avance de la revolución industrial cada vez son más los lugares que se manejan con este sistema económico- también junta a los trabajadores, al proletariado que hace que el sistema funcione.

No solo que junta a las personas sino que también les provee más de un motivo para agruparse y defenderse. Dado que la seguridad laboral en este sistema no está provista y que existen múltiples crisis que los afectan y le hacen vivir en condiciones terribles el destino del proletariado se convierte inexorablemente en acabar con la burguesía, en pos de mejorar sus condiciones de vida. Es en este objetivo en el que los trabajadores se van a organizar para poco a poco ir ganando terreno, conquistando objetivos. En este nuevo tiempo las comunicaciones y la tecnología se estaban desarrollando como nunca visto, a una gran velocidad. Si bien esto se hizo para favorecer a la burguesía en su búsqueda de más riquezas y capitales, también le serviría a los oprimidos por esta clase para comunicarse, para organizarse, para lograr que esta lucha fuera exitosa y trascendiera fronteras.

En este nuevo mundo, si bien puede que las primeras victorias del proletariado fueran nacionales (como la ley que se cita de la jornada laboral de 10 horas en Inglaterra) la lucha ciertamente iba a expandirse fuera de las fronteras de un país determinado. Esto se debe a que la burguesía y su sistema económico (financiero, de producción, etc.) trascendía las fronteras. La burguesía y el capitalismo no pertenecen a un país en específico sino que como sistema se va imponiendo en los distintos rincones del mundo, dándose así las condiciones para que la clase trabajadora también vaya organizándose para luchar y concretar su destino que es de imponer la dictadura del proletariado.

  1. ¿Qué implicancias prácticas derivan de esta teoría en cuanto a las formas de relacionamiento humano y su impacto en las organizaciones?

El comunismo como régimen no fue descrito en profundidad por Marx y Engels. En su obra El Capital, se habla de la dictadura del proletariado, pero nunca se la llega a describir tan cabalmente como a la lucha de clases. Por ende cuando comunistas llegan al poder en distintos lugares del mundo, lo que terminan imponiendo son regímenes que experimentan, que se nutren de las ideas de otros pensadores que trabajan lo que Marx y Engels proponen a finales de siglo XIX.

Sin embargo una de las suposiciones del marxismo más clásico es que la dictadura del proletariado llegaría en un territorio ampliamente industrializado, dado que los obreros son quienes llevan a cabo esta lucha, entonces tiene que ser en un lugar donde este grupo social constituya un grupo numeroso e importante. Sin embargo el comunismo se impone en lugares poco industrializados, bastiones últimos de la aristocracia y el feudalismo como es el caso ruso.

Igualmente el marxismo nos explica que la forma de relacionamiento humano que existe es la lucha, el enfrentamiento entre oprimidos y opresores, entre aquellos que tienen el poder económico y quienes no lo tienen.

Por ende todas las organizaciones sociales desde la familia en adelante (la Iglesia, el sistema político, etc.) están basados en el capital, en el nivel económico. Si el mundo fuese un edificio, en sus cimientos estaría la economía que modela a su conveniencia al resto del sistema.

Por eso la burguesía está en pugna tanto con la aristocracia como con los trabajadores. La aristocracia en tanto poseedora antigua de una posición de privilegio económico por sobre los súbditos, y los trabajadores porque son los subyugados por parte de la burguesía. La burguesía efectuó un trabajo radical, rápido y eficiente para eliminar el pasado, para eliminar el feudalismo y todos los elementos de la sociedad que le hicieran sombra, sin embargo también creó y modeló una sociedad en la cual los elementos para su propio fin (los obreros) estaban cada vez más y más presentes, ganando más y más fuerza.

El marxismo plantea una socialización de la educación, aunque considera que siempre la educación estuvo influida por la sociedad a la que pertenecía. Si bien la educación es algo que en la sociedad burguesa pertenece al seno privado de las familias, las familias y su estructura están marcadas por el capital, por ende por un grupo social.

Se habla curiosamente de la mujer, que en este tiempo tenía muy pocos derechos, no podía ni votar. Si bien los detractores de aquel tiempo (según los mismos autores expresan) hablaban de que era indignante colectivizar a las mujeres, lo que los autores plantean es que se deje de utilizar a la mujer como un instrumento de producción y que se extienda el régimen colectivo a ellas.

En suma el marxismo nos brinda claves para entender el relacionamiento humano y el impacto en las organizaciones en tanto entendamos a la historia como la historia de la lucha de clases, veamos que debajo de todas las relaciones sociales está el capital y entendamos que el fin de la historia será la imposición de la dictadura del proletariado.

Esta fue una interpretación corta a través de la lectura del texto con preguntas planteadas. Existirán autores que avanzaron las temáticas. Es un ejercicio intelectual que espero les genere interés y ganas de seguir investigando.

marx 3

Anuncios