85217272b4e7187cce0880e98f060661_LMuerte en Israel: En un final de mes, no hubo un final de cuentas

Israel encuentra cerca de Hebrón los cuerpos sin vida de los tres adolescentes secuestrados. El primer ministro Netanyahu expresó “Hamás es el responsable y Hamás pagará”. Declaraciones contundentes. Sin embargo, esta situación bien sabemos que tiene un origen mucho más largo y que la solución no está en encontrar a los actores físicos de los eventos y condenarlos. Eso es venganza o reparación para las familias, si es que eso es posible. Una solución es algo más complejo pero que sin duda vale la pena explorar. ¿Por dónde? No lo sé. Pero vayamos explorando la noticia.

Los cadáveres fueron localizados por la tarde del lunes y estaban ocultos bajo un montón de piedras en un campo abierto al norte de la localidad palestina de Halhul, situada al noroeste de la ciudad de Hebrón. Es un lugar muy próximo al sitio donde desaparecieron.

Con el hallazgo, las Fuerzas Armadas se desplegaron ayer y hubo varios enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes. Se registraron disparos de fuego real y el mismo Ejército de Israel confirmó la muerte de un joven de 18 años. Hubo nuevas detenciones en esta zona, en cuyo centro viven colonos israelíes protegidos por uniformados. Ya en la tarde Hebrón volvía a ser una ciudad sitiada por el ejército.

A nivel internacional el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó “duramente” lo que calificó como un “acto terrorista sin sentido”, pero instó tanto a las autoridades israelíes como a las palestinas a “abstenerse de (dar) pasos que puedan desestabilizar más aún la situación”.

Anterior a la recuperación de los restos de los secuestrados Israel dio días atrás los nombres de dos palestinos, presuntos miembros de Hamás, a los que acusa de estar tras el secuestro quienes siguen siendo los principales sospechosos.

Lo lamentable es que desde la desaparición de los chicos, el pasado día 12, Israel ha detenido a 420 palestinos, en su mayoría vinculados a la organización islamista Hamás. Ya la detención por presunciones no es correcta, no en un estado de derecho como el que Israel pretende y muy bien ha hecho construir. Y se le agrava el hecho de que el Ejército mató a por lo menos cinco palestinos, incluso menores de edad. Menores de edad como dos de los secuestrados.

Eran Gilad Shaar y Neftalí Fraenkel, ambos de 16 años, y Eyal Yifrah, de 19. Frankel tenía.  doble nacional israelí y estadounidense. Según los indicios, fueron asesinados poco después de caer en manos de sus captores. Uno de los jóvenes consiguió llamar a la policía israelí y dar noticia de su secuestro. Fue la última señal de vida de los muchachos. Horas más tarde fue localizado un coche calcinado en las inmediaciones de Hebrón.

La violencia genera violencia. Nadie gana. Luego de que el secuestro pasara se desató entonces el mayor despliegue militar israelí en Cisjordania desde la segunda Intifada, que concluyó hace casi diez años. Diez años de mejorías tiradas por el drenaje. Por la desconfianza, por el odio, por el miedo al diferente, por la irracionalidad del dogma, por el absolutismo de la ideología.

Las noticias hablan de las formas en las que el ejército diseñó un plan de rescate intenso que encontrara vivos o muertos a los secuestrados y a sus responsables y que dejara un mensaje claro, si se secuestra a alguien en territorio palestino, van a sufrir las consecuencias.

Todo esto hace que la tensión en Gaza crezca porque si bien pasó en Cisjordania, la aparición de los cuerpos generó tensión en la franja. El gobierno considera responsable a Hamás, que gobierna la región desde 2007. Ha habido una escalada de ataques palestinos, llegando a números record (J. Gómez, Jerusalén). Sin embargo Hamás recordó que ni ellos ni ninguna otra organización palestina tomó crédito por la acción y que por ende no se sabe si son responsables o no. Creerles depende de la información que maneja cada persona, pero ser la nación más democrática del Medio Oriente y aun así tener una realpolitik con tus vecinos tan dura y una política interna compleja, en las que se toman acciones de respeto a los derechos humanos de forma dudosa, habla muy mal tanto del país como de la región completa, que no parecen querer llegar a una solución.

Más allá de los deseos que tengo que se esclarezca este crimen, lo más importante es tratar de desentrañar que está por detrás de este y tantos otros crímenes y buscar soluciones. Estas muertes no lo fueron.

Diversas organizaciones manifestaron su dolor ante lo ocurrido:

B’nai B’rith expresó dolor por muerte de jóvenes israelíes secuestrados. La organización internacional judía pidió a las autoridades palestinas que asuman sus obligaciones para capturar y castigar a los responsables del asesinato de los jóvenes. Asimismo expresó hoy “el dolor de sus miembros” por el asesinato de tres jóvenes israelíes, que según el gobierno de Israel habían sido secuestrados por el movimiento terrorista islámico Hamas.

“Estas muertes solo atribuibles al odio detentado por los terroristas fundamentalistas aportan más dolor y desesperanza a la búsqueda de la paz y a la convivencia entre los pueblos palestino e israelí”, dice el comunicado.

“Hacemos votos para que los máximos representantes de la Autoridad Palestina asuman las obligaciones y responsabilidades que le son propias para la persecución y castigo a los responsables del secuestro y asesinato de los tres jóvenes israelíes”, agrega el texto de la organización judía.

Poco después de difundirse la noticia del hallazgo de los cuerpos, Francia condenó el “cobarde asesinato” y Gran Bretaña lo calificó de “imperdonable acto terrorista”.

El Comité Central Israelita del Uruguay en un breve comunicado manifestó su dolor ante la tragedia.

Personalmente me queda reflexionar sobre en qué mundo vivimos, que cosas doy por sentado y en otros lugares no las tienen cuando me quejo de seguridad (por ejemplo) y como poder aportar mi granito de arena para que todos podamos entendernos un poco más. Roma no se construyó en un día y aun así se construyó.

Anuncios