1

“El Mesías” fue un espectáculo de danza en el que la música de Handel se convirtió en baile. Y no solo en baile sino en ballet contemporáneo, por eso el espectáculo causo gran expectativa, reuniendo al Ballet Nacional Sodre (BNS) y al notable coreógrafo argentino Mauricio Wainrot. Estuvo en escena hasta el jueves 26. La función a la que asistí fue dicho jueves, por eso no se los recomendé para que fueran. Pero si les puedo contar de lo que fue la propuesta artística.

Ya adelantado por el director artístico del BNS Julio Bocca, este espectáculo no conto con los grandes decorados a los que la compañía oficial tiene acostumbrado a su público. Ese minimalismo le da un gran espacio a la danza y a la expresión corporal y a la gran joya del espectáculo, la increíble música de Handel.

Por eso, el montaje aposto a una producción de menos elementos y más a las coreografías, ya que puesto que Wainrot es un artista de renombre inquieto por explorar nuevos formatos e ideas en danza, que cuenta con una larga trayectoria, y que ya ha sorprendido por su original trabajo con los bailarines. Prueba de ello fue Un tranvía llamado Deseo, que sobre el clásico de Teneessee Williams hizo con el BNS en 2011. Esa obra también tuve el gusto de verla y si bien había leído el texto de Williams salí conmovido por lo que había visto en ese escenario.

Esta obra, según su coreógrafo fue muy exigente con los bailarines, por el nivel técnico que exige la ejecución de las coreografías pero por eso mismo es muy gratificante bailarla. Además la música es de las más increíbles que el mundo ha producido. Y no es común estar en escena y bailar todos juntos un ballet todo el tiempo. Eso es lo que sorprende a quienes somos asiduos al ballet, que todo el tiempo están muchos bailarines en escena. En la versión hecha en Montevideo hubo 30 bailarines, aunque la obra originalmente fue hecha para 24. Se agregaron bailarines para que tuvieran la chance de bailar mas personas.

La escenografía es conceptual, blanca y muy limpia. Se ve con claridad cada movimiento de los bailarines y pareciera que uno puede ver cada nota de la música de Handel. Sorprende la modernidad de la escenografía con lo clásico de la música, sobre todo porque hay música que todos conocemos como el Aleluya. Es contrastante en este sentido con otras obras del coreógrafo, incluso con Un tranvía llamado deseo.

El espectáculo pasa por distintos climas y momentos dado que trata 33 temas diferentes y suceden cuadros más grupales, otros más solistas, algunos más dramáticos, otros más alegres.

El coreógrafo: Mauricio Wainrot

Mauricio Wainrot cuenta con una gran carrera a sus espaldas. En la actualidad se desempeña como director artístico del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín de Buenos Aires, y ha sido coreógrafo permanente del Royal Ballet de Flandes, desde 1991 hasta 2004, creando para esta importante compañía europea once de sus obras más destacadas, entre ellas El Mesías.

Nacido en Buenos Aires, ha sido director artístico de Les Ballets Jazz de Montreal, en Canadá, entre 1992 y 1994.

Junto al escenógrafo y artista plástico Carlos Gallardo ha creado más de 40 obras, que han sido representadas por 44 compañías de danza y ballet en todo el mundo. Uno de esos trabajos es el título que hoy sube a escena en el Auditorio.

“Un tranvía… era una obra muy oscura, con personajes muy marcados, y El Mesías me parecía muy sublime, muy liviano, en el buen sentido. Es de esos espectáculos que salís relajado, como más liviano. Quería entonces que la compañía y el público conociera a este coreógrafo en dos facetas bien diferentes: una historia muy densa, y esta otra sin argumento ni personajes. Aparte, la música de Handel es maravillosa”. Esto es lo que pensó Julio Boca, director del Ballet del SODRE sobre la propuesta del Mesías, sobre mostrar a este coreógrafo en dos trabajos tan diferentes para que el público uruguayo pudiese apreciar su versatilidad y talento.

2

Ficha Técnica:

Funciones del 13 al 26 de junio

Martes a sábados 20 hs. Domingos 17 hs.

Precios Platea alta $ 770 l Platea baja $ 700 l Tertulia y Palcos Platea alta $ 500 l Galería baja y Palcos tertulia $ 350 l Galería alta y Palcos galería baja y alta $ 140

Promociones

  • 10% de descuento con Tarjetas del BROU. Para tarjetas de débito aplicable sólo en boleterías del Auditorio.
  • 25% de descuento con Tarjeta Amigos Punta Carretas
  • 2 x 1 Club El Pais

El Mesías es una obra de danza contemporánea creada en 1996, -y revisada en 1999- por Mauricio Wainrot, coreógrafo argentino y director artístico del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín de Buenos Aires.

Inspirada en el Oratorio homónimo del compositor Georg Friederich Häendel, según Wainrot:

El Mesías es también una mirada hacia nuestro interior, una necesidad de volver a escuchar nuestros más íntimos y profundos silencios

Mi obra está inspirada en el maravilloso Oratorio de Häendel y en la espiritualidad de su música. No lleva ni persigue una línea argumental y en mi versión que es abstracta, he valorizado a través de los sucesivos movimientos y escenas, el misticismo y la emoción que la obra conlleva

Es una obra con escenografía y vestuario creados por Carlos Gallardo, todo el escenario es de color blanco y se desarrolla en esa atmósfera particular. Es allí, desde ese lugar donde siento que mi mística de artista se llena de emoción especial que me impulsa a compartir con todos.

“El Mesías” representa para mí en este momento tan particular una mirada a nuevas y viejas utopías, y a una solidaridad tal vez inédita entre nosotros. Es también una mirada hacia nuestro interior, una necesidad de volver a escuchar nuestros más íntimos y profundos olvidados silencios.

La música: Handel – El Mesías

El Mesías es la obra más conocida de Handel, aunque no debe ser considerada como característica, ya que ocupa un lugar único dentro de su cuerpo de trabajo. Mientras que en los demás puede reconocerse una marcada influencia italiana, la música de El Mesías se arraiga en las antiguas pasiones y cantatas alemanas.

Händel compuso la obra en Londres en 1741, en apenas tres semanas. Aunque tradicionalmente asociado con la Navidad, este oratorio trata no sólo el nacimiento de Jesús, sino toda su vida. El libretista compuso el texto del oratorio, formado por fragmentos bíblicos. Jennens presentó la obra como si fuese una ópera, dividida en tres actos subdivididos en escenas.

  1. La primera parte tiene por tema la Navidad. Se anuncia la venida de Cristo, por lo que se encuentran momentos de una gran intensidad expresiva.
  2. La segunda parte ilustra la Pasión, la Resurrección y la Ascensión finalizando con el famoso “Hallelujah”. Así pues, la segunda parte, que había empezado en el dolor y la tristeza de la Pasión, se llena de júbilo.
  3. En la tercera, se relata la victoria de Cristo ante la muerte, el Juicio final y la palabra “Amen”, que corona la obra.

Con algunas excepciones, la obra es una sucesión de arias y algún dueto, recitación y coros. Se puede decir que la obra destaca por su monumentalidad en cuanto a duración y proporciones sonoras.

Espero tengan la chance de poder ver este ballet en el futuro o poder escucharlo en su versión operística. Definitivamente vale la pena.

3

Anuncios