Hace unas semanas leí un artículo publicado en La República cuyo autor era Emir Sader. Se titulaba la soledad de Palestina. Podría usar muchos artículos que han aparecido en la prensa en este tiempo para explicar cuál es mi postura, o escribir un artículo propio pero me interesa contestar a este en particular. Su primer párrafo dice lo siguiente:

“Lo más difícil es ser víctima de las víctimas”, decía Edward Said para expresar una de las dimensiones de los obstáculos que encuentran los palestinos para luchar contra la ocupación israelí de sus territorios.

El artículo sigue hablando de la soledad actual de los palestinos, como una de las tantas dificultades que tienen que enfrentar para sobrevivir. Creo que aquí habría que detenernos a analizar que la situación de los palestinos varía de acuerdo al quien los esté dominando. Por un lado la Cisjordania gobernada –parcialmente- por la Autoridad Palestina vive una situación de crecimiento de un 7% en su PBI. Este crecimiento se dio por la relajación del bloqueo israelí, dado que desde el cese de los conflictos en la zona, a pesar de la controvertida construcción el muro, ha existido diálogo entre ambas partes. Y no debemos olvidar lo meritorio de los palestinos de la zona que han trabajado duro para crecer.  Se puede consultar este punto aquí: http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=17987 Por otro lado tenemos la franja de Gaza que desde 2005 cuando Israel se retiró, no se dedicó a más que remilitarizarse, utilizar la ayuda humanitaria para construir túneles subterráneos y que en su propia carta fundacional habla de la destrucción del pueblo israelí y de los judíos en general. Voy a citar algunas partes de la carta orgánica de Hamas y luego adjunto el link para quien quiera leerla completa:

Preámbulo: Israel existirá y continuará existiendo hasta que el islam lo destruya, de la misma manera que ha destruido a otros en el pasado Citado en Diccionario de terrorismo, página 246. Artículo 7: “No vendrá el Día del Juicio hasta que los musulmanes combatan a los judíos, hasta que los judíos se escondan tras las montañas y los árboles, los cuales gritarán: ‘¡Oh, musulmán! Un judío se esconde detrás mío, ¡ven y mátalo!'”. En el Pacto de Hamás se sostiene la teoría por la cual existiría una conspiración judía que habría causado desastres al Islam durante siglos. Artículo 32: La conspiración judía no tiene fin y después de Palestina van a ambicionar la expansión desde el Nilo hasta el Éufrates Citado en Diccionario de terrorismo, página 246.

Aquí pueden leer más del tema y seguro que en una rápida búsqueda en Google encuentran muchísima más información sobre la postura de Hamas, y que su odio no es solamente contra el estado de Israel, sino también contra todo lo foráneo al Islam extremista: http://es.wikipedia.org/wiki/Carta_Fundacional_de_Ham%C3%A1s El artículo de Emir Sader continúa y dice:

“El derecho elemental, aprobado hace décadas por las Naciones Unidas, de tener un Estado palestino, al igual que existe el Estado de Israel, es bloqueado por el voto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad y la ONU no hace nada para esquivar la actitud norteamericana.”

La Resolución 181 de las Naciones Unidas recomienda la creación de dos estados. Tanto Inglaterra como los árabes rechazan este plan y comienza la primera guerra con el novel estado de Israel en 1948, con el conflicto que aún sigue. Al día de hoy la Palestina es un Estado observador no miembro de Naciones Unidas. Es reconocido como un estado. De hecho tras los Acuerdos de Oslo de 1994 se constituye una Autoridad Palestina y con los años, Israel se fue retirando progresivamente de la zona. Es cierto que aún Israel conserva milicia allí, es cierto también que la construcción de un muro es problemática, pero también es problemático el hecho de que existan células terroristas en la zona que pongan en peligro a la población de Israel, y como estado tiene el derecho de proteger a su población. Aquí se puede ver una evolución de lo que fue la constitución de la Autoridad Palestina, con notas a favor y en contra de Israel, pero con información: http://es.wikipedia.org/wiki/Autoridad_Nacional_Palestina

Muy bien señala Sader que Palestina sigue siendo dos territorios discontinuos. Hasta allí su pluma escribe verdades. Luego comienza a decir que Cisjordania está descuartizada por muros. Esta es una expresión poco feliz porque a pesar de que existen muros, también existe un desarrollo de Cisjordania que progresivamente podrá llevarlo a ser un lugar autónomo. También dice que ambos lugares son económicamente inviables. Repito, Cisjordania desde 2005 a la fecha ha dado muestras de crecimiento. Decir “violado por asentamientos judíos” constituye una expresión de un racismo puro. ¿El autor acaso diría que los asentamientos de palestinos, árabes, y otros tantos grupos étnicos que viven en Israel violan al país? ¿No son los países del siglo XXI países poblados por gente de distintos orígenes étnicos?

En el mismo párrafo habla de una Gaza cercada y atacada cada tanto, impunemente. Esto es textual. El mundo ha condenado –a mi entender de forma injusta- a Israel. Entones el ataque no es impune. No es impune por la condena internacional, el boicot a negocios israelíes, etc. Pero además tampoco es un ataque, sino que es una legítima defensa. Para no citar siempre a Wikipedia voy a utilizar otra fuente. Y a hablar de que es lo que está realmente pasando en Gaza. Desde el inicio de la operación Margen Protector (el nombre que se le dio a este enfrentamiento por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel) más de 2500 cohetes y misiles fueron lanzados desde Gaza contra Israel. Los objetivos de la operación son el fin del lanzamiento de los cohetes y detener la actividad terrorista de Hamas contra los civiles israelíes. Hasta aquí parece una legítima defensa que cualquier estado haría. ¿No querrías que defendieran a tus hijos si alguien tira misiles desde Artigas a Montevideo? El panorama es más complejo.

Desde inicios del año, Hamas disparó cientos de cohetes, proyectiles y misiles contra Israel desde Gaza. Más de 971 desde el inicio de la operación defensiva. Uno se pregunta ¿de dónde la pobre y solitaria Palestina saca recursos para todo esto? Lo cierto es que Hamas no quedó aislado del mundo. Los palestinos están aislados pero sus células terroristas no. Las verdaderas víctimas de este conflicto son los civiles, dirigidos por extremistas que han captado la ayuda humanitaria multimillonaria para provocar el mal y no para reconstruir su propio país. De hecho, cuando Israel abandonó Gaza siguió proveyendo de forma gratuita luz y agua, dejó escuelas y hospitales instalados, todos destruidos para convertirse en bunkers y lugares de almacenamiento de armamento terrorista.

Además esta nueva escalada de violencia del conflicto comenzó el 12 de junio cuando tres adolescentes israelíes fueron secuestrados y asesinados, intensificándose el 30 de junio, antes de que se encontraran los cuerpos. Todos estos ataques obligaron a miles de israelíes a refugiarse en bunkers. Bunkers que la población palestina no tiene porque Hamas utilizó sus recursos en construir túneles para acceder a Israel y matar seres humanos. Concuerdo con que los palestinos de Gaza están solos. Están solos porque los dirigen personas que aman la muerte como nosotros amamos a la vida. Los civiles de ambos lados sufren debido a la naturaleza terrorista de Hamas que dispara cohetes contra Israel dentro de la población civil. A diferencia de ellos, las Fuerzas de Defensa de Israel hacen lo posible para proteger a los civiles palestinos, pero Hamas usa a su gente como escudos humanos. E incluso cuan do se les avisa que abandonen las zonas donde van a ocurrir bombardeos, la gente no las abandona. Quizás Hamas no se los permite, quizás deseen morir en nombre de su Dios. Yo eso no lo sé con certeza. Lo que si se es que las imágenes llegan a Occidente y toda esta información parece ser desestimada, y la gente rasga sus vestiduras y comienzan las olas de antisemitismo, presente en el subconsciente de la gente, pero que con este tipo de eventos aflora, aparentemente de forma justificada o justificable.

Aquí tienen más información y videos sobre este punto: http://embassies.gov.il/madrid/NewsAndEvents/Pages/Operaci%C3%B3n-Margen-Protector.aspx

Luego el autor nos insta a ir a vivir a Palestina (tanto a Cisjordania o Gaza, como si fuese lo mismo –una vez más mostrando su ignorancia) “para tener idea lo que es vivir bajo ocupación de un ejército racista”. La única chance que yo tendría de sobrevivir en Gaza sería bajo la ocupación del ejército israelí. Porque por ser occidental, un hombre gay, bajo la Sharia, la ley islámica, estoy condenado a morir. Al menos cuando esas normas son llevadas adelante por extremistas. En Israel en cambio podría llevar una vida decente, sin tener que ocultar quien soy, a quien amo y cuál es la manera en la que amo. Sin embargo no quiero dejar de remarcar que Gaza no está ocupada por Israel desde 2005. ¿Existe un muro? Sí. ¿Existen fronteras controladas por el ejército israelí? Sí. Y si bien en un conflicto armado las tropas van y vienen de un lugar a otro, eso no implica una ocupación. El artículo señala que existen abusos por parte de los soldados, que de día hacen difícil que familias palestinas separadas por el muro se reúnan, que también por la noche destruyen bienes de los palestinos, incluido olivos que tardan un siglo en crecer. Para ver cómo ese mismo tipo de jóvenes anda por las noches, protegido por fuerzas militares de Israel, para destruir bienes de los palestinos, incluidos los olivos, que tardan un siglo en crecer. Que tiran basura sobre calles de palestinos, que tienen que poner redes de protección para defenderse. Dice, y muy bien, que para sentir como los palestinos son atacados en su lugar, en su dignidad y orgullo hay que ir a los lugares donde ellos viven. No pude encontrar información que comprobase lo de los olivos, ni la humillación, aunque si se ve en la película El Otro Hijo, un poco de esto. Sin embargo dejo información sobre denuncias de abuso de las tropas israelíes en Gaza: http://www.amnesty.org/es/news-and-updates/tropas-israelies-revelan-abusos-gaza-20090401 Como el autor señala, nada de esto justifica la violencia ni el terrorismo. Él se pregunta cómo no reaccionar ante el “terrorismo cotidiano” que se ejerce contra ellos. Mucha gente sufre y sufrió discriminación y violencia y no salió a matar gente. Yo me críe en el abuso físico, moral y psicológico y si bien las situaciones no son comparables, no siento odio. Y tampoco sintió odio la superviviente del Holocausto Ana Vinocur, para poner un ejemplo de alguien que si vivió terrorismo cotidiano.

El artículo sigue y habla de la unidad nacional de Palestina. Se podrían gastar ríos de tinta justificando como los palestinos nunca tuvieron una unidad histórica, que pertenecen al resto de los pueblos árabes que por otro lado no los reciben y que si bien merecen tener su propio estado, esto no puede estar en contradicción con la existencia del estado de Israel. Menciona, con cierta verdad, que dada la fuerza internacional y nacional de Israel hay que contar con sectores de Israel que piensen que no vale la pena su ocupación permanente en Palestina. Es una verdad lo que dice el autor, el problema es que ignora que gran parte de los territorios palestinos han sido abandonados por Israel hace años. Se mantienen controles, bloqueos, etc., por los sucesivos ataques terroristas. Dice el autor también que la construcción de un Estado Palestino está en punto cero a pesar del acuerdo de reunificación entre Gaza y Cisjordania. Sin embargo si nos remontamos a 2010, la gobernadora de Ramala, la Dra. Laila Ghannam (perteneciente a Al Fatah) dice que Hamas no lucha contra Israel para liberar a Palestina. Establece que quiere desvincularse de la violencia de Hamas, que a su vez dice haber sido electo por los palestinos de Gaza de forma democrática.

Aquí hay información al respecto de la posición Cisjordana respecto a Palestina:

http://www.libertaddigital.com/mundo/hamas-no-es-el-que-decia-ser-no-lucha-contra-israel-para-liberar-palestina-1276384733/

Como bien destacan en el artículo al que reseño, se habla de que como Hamas no reconoce al Estado de Israel, no puede concretarse. El autor considera una excusa o un pretexto israelí, porque existe la promesa de que el nuevo gobierno de Gaza los va a reconocer. Pero ¿cómo se puede negociar con una parte que no reconoce tu existencia? Creo que esto no es una excusa para no negociar, sino un argumento para no negociar. El artículo termina de la siguiente manera:

La nueva ofensiva brutal de Israel sobre la desprotegida Gaza revela, una vez más, la soledad de los palestinos. No pueden contar con nadie que detenga a Israel. Nadie que se juegue, en contra de los Estados Unidos, por la existencia del Estado Palestino.

Creo que el mundo viene  condenando, injustamente a Israel, pero las condenas son justamente de palabras. En los hechos la gente siempre hace poco y nada, y en eso podemos concordar con el autor. El problema creo que es, no que el mundo no se la juegue por la creación del estado palestino, sino que los propios palestinos no se la juegan para crear su propio estado. Para finalizar quiero decir que con esto no justifico la muerte de inocentes de ningún bando, solo quiero aportar mi visión y un poco de claridad aun conflicto increíblemente complejo. Otro aspecto a destacar es que no deberíamos unir lo que hace Israel con los judíos de nuestro país y fomentar el antisemitismo. Porque no tienen responsabilidad de lo que pasa en otros lugares del mundo, porque son tan uruguayos como nosotros, porque no es justo. Nadie nos acusa cuando algo terrible pasa en España o en Italia, de donde la mayoría de nosotros venimos, o cuando la Iglesia Católica comete errores, que es la religión a la que la mayoría de nosotros pertenecemos en Uruguay. El odio solo trae odio Más trigo 001

Anuncios