Por Mauri Tafer

Todos buscan el famoso “portal del tiempo”… Unos dicen que con la ciencia lo encontraremos. Otros buscan respuestas en libros arcaicos y magias antiguas. Pero en lo que a mí respecta la tenemos hace milenios y si bien no es de la manera en la que la pensamos o imaginamos aunque nos hace ir y venir a cualquier momento del tiempo.

Es la música.

Ese arte que podemos encontrar desde los inicios de la civilización humana es el portal del tiempo en su máxima expresión.  ¿Por qué?. Porque si la escuchamos y dejamos que nuestra mente se deje envolver por la melodía y –a veces- su letra, podemos volver al pasado y también, aunque quizás no tan frecuentemente, viajar al futuro. Y lo mejor de todo… ¡¡¡Es que no necesitas ser un físico quántico o un mago de alto nivel para poder vivir tal experiencia!!! Hasta un niño que leyó un libro sobre caballeros,  se le pone una música con un tono medieval y es capaz de viajar hacia el pasado y luchar con un gran ejército. O un señor que ya ha vivido muchos años, escucha aquella música especial y se transporta a cuando le dio aquel beso o abrazo que lo marcó a su ser más querido. ¿Y porque no? Una adolescente que está a pocos años de cumplir 15 años y escuchar la canción “15 primaveras” y sentirse en su vestido bailando con toda su familia y amigos. Ese es el gran poder de este portal del tiempo tan desconocido pero a la vez tan usado que llamamos música.

Es solamente escuchar la indicada, y dejar que tu mente y sentimientos hagan el resto.

Anuncios