Cuando parecía que no podía pasar

porque sentía que nunca iba a sanar

apareció alguien diferente

y volví a pensar en presente.

 

Siento que ya no es tan necesario el pasado evocar

para que mi pluma se pueda inspirar,

porque el presente ya no es tan aciago,

porque el presente está lleno de promesas que se sienten diferentes.

 

Y juntos a la par

comenzamos nuestro andar.

Y transitando casi un mes

Parece todo marchar sin revés.

 

Y de a poco vamos construyendo esta historia

de amores nacidos por casualidad.

De esos que surgen en lugares inesperados

entre gente que aparentemente nada tiene en común.

 

Gente que sin embargo empiezan a sentirse completas

solo cuando están juntas.

 

Vamos juntos en esto de animarnos a sentir.

Es que antes de esto vivir

tuvimos experiencias dolorosas

porque en la vida no es todo color de rosa.

 

Esta historia dista de parecerse a la anterior

donde constantemente había exabruptos y gritos por amor.

Este amor parece más calmo

en un mundo que parece no parar.

 

Ninguna historia es en el fondo una página en blanco

porque todos venimos escritos.

Y esas marcas decoran nuestros débiles flancos

con cicatrices y heridas que no queremos que se repitan.

 

También venimos marcados

con bellos recuerdos del pasado

y son fantasmas a derrotar

para poder en la vida avanzar.

 

Sin embargo decidimos una vez más intentar.

Esta vez juntos.

Y pareciera ser que va a funcionar.

 

Y eso es porque vamos juntos,

juntos a la par.

Anuncios