Hace dos meses que mi corazón late diferente

porque ahí hay algo que simplemente crece.

Con simplicidad comenzó a gestarse

Este amor que habría de darse.

 

Cuando te conocí me sentí deslumbrado y confundido.

Lo raro era que me sentía completamente entendido,

y así me sentí fuera de peligro.

 

Y esos latidos arrítmicos de mi corazón

Decidieron acompañar el ritmo de vuelo

de mis mariposas interiores.

 

El corazon no entiende a la razón

que le decía que podría ser peligroso dejarme llevar por este anhelo

de amar y ver la realidad en distintos colores.

 

Pero ¿Cómo podría pedir mas

que sentir tu mano pasar por mi cabello de trigo multicolor

que brilla, como nosotros, a la luz de los rayos del sol?

 

Hace dos meses conocí el bálsamo final para mis heridas

el buzo rojo que me abrigaría de ahora en más en días de viento

y los ombúes que me darían la sombra para cuidar mi piel que no puede estar curtida.

Anuncios