Tu olor en mi piel

Que sentí mientras mi faz al viento exponía

Caminando, porque volvía

De un sueño a mi fría guarida

Sentí y así hoy pícaramente a mi mismo me sonreía.

Tu piel olorosa impregnando de fragancia mi piel olorosa

y tu aroma dulce invadiendo y mezclándose con mi aroma dulce

anoche me hicieron sentir de nuevo como si estuviera en casa.

Es que nuestro lugar es donde nos sentimos cómodos y en paz.

Y lo es también en donde nos dan guerra

que nos mantiene activos y alerta,

con el corazón palpitando mil veces por segundo

con la respiración agitada y entrecortada

sintiendo esa corazonada

de que eso que estamos viviendo va por más y más.

Tu olor me acompañó hoy

e hizo de la espera algo más corto

e hizo de la muerte algo más breve

hasta volverte a ver,

hasta volver a sentirme vivir.

Vivir completo.

Anuncios