Buscar

mes

agosto 2015

Cine Recomendado: Tan Frágil como un segundo

Cine Recomendado: Tan Frágil como un segundo

fragil 1

Encontrarte con cine uruguayo en la cartelera de cine de nuestro país es un acontecimiento extraño. Son pocas las películas que se producen en nuestro país y el común de la gente las ve como lentas, oscuras, pesadas y aburridas. Esto ha ido cambiando con la aparición de cintas como Mr. Kaplan, Re Locos y Re Pasados,  El Cuarto de Leo y Reus, entre otras, que han sido bastante concurridas y de temática variada y algo más luminosa que otras como Whisky o 25 Watts que, aunque gozaron del favor de la crítica especializada, dejaban a muchos de los espectadores particularmente compungidos.

Por eso cuando vi que estaba Tan Frágil como un Segundo para ver, decidí hacerlo. El título es llamativo, como también los flyers que la publicitan hasta hoy en algunas paradas de ómnibus en nuestra capital. Más de mil personas vieron la elogidada cinta dirigida por Santiago Ventura en el Festival de Cine de Montevideo. Tras un éxito de público así, la película llegó al circuito comercial.

La película trata sobre la explotación sexual de mujeres en Uruguay y la cuenta  a través de dos historias y esboza trazos de otras que se cruzan con la de nuestros dos personajes principales. Julieta (Berenice Perciballe) tiene 17 años y vive con su madre y sus hermanos en el interior de Uruguay. Su novio, Gabriel, la prostituye con diversos clientes, desde camioneros a jerarcas gubernamentales. Sofía (Vera Navrátil), de 16 años, es estudiante de un liceo privado en la capital y vive en una familia aparentemente estándar, con un padre estricto, un poco violento y un poco moralista. Junto a su mejor amiga, una chica cuya familia parece más ausente de lo que debiera estar, se introducen en el mundo de la publicidad y reciben una oferta demasiado buena para ser cierta. Sus historias se cruzan por el punto menos pensado y esperanzadoramente se separan, sin que a ninguna de las dos le depare un destino infernal, como pareciera en un momento que iba a suceder, en un mundo donde todo puede ser comprado y vendido. Y  de forma lamentable, decadente y patética, a muy bajo precio.

Este es el primer largometraje que Ventura estrena como director, coronando una serie de trabajos con Dodecá Producciones que comenzó con el corto Ya pasó todo (sobre embarazo adolescente) y siguió con el mediometraje sobre abuso sexual Hasta que salga el sol. Este tríptico es parte de un proyecto de Dodecá sobre películas con temáticas sociales.

Por eso este proyecto contó con el patrocinio de la Comisión Nacional del Uruguay para la UNESCO y con el apoyo del Ministerio de Turismo y Deporte, el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Relaciones Exteriores, INAU, UTE, ANCAP – Gas Sayago y de la Fundación Banco República. Asimismo fue declarado de interés por el Comité Nacional para la Erradicación de la Explotación Sexual Comercial y no Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (CONAPEES), la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH), el Ministerio del Interior y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

La película generó interés de las instituciones que la apoyaron y patrocinaron debido al impacto que genera en el espectador con historias cotidianas, que podrían pasarnos a nosotros, o que podríamos conocer, o que le podrían pasar a seres queridos debido a que no están inmersas en una sola clase social o en un solo contexto geográfico sino que atraviesan nuestra sociedad como un todo compacto.

Si bien la prostitución que los uruguayos más imaginamos es la de las mujeres que lo hacen en las esquinas, existen otras maneras de explotación sexual más discretas, más cubiertas por el poder y el dinero (y de la que nos venimos enterando con creciente frecuencia en los últimos años) y también deben existir maneras, a través de las nuevas tecnologías y redes sociales cuyo impacto recién comensamos a vislumbrar.

Es interesante el lenguaje visual de la película. Sobre esta temática existen cintas avant garde e incluso cine transgresor absolutamente explicito. Impactan al espectador y lo concientizan de lo terrible de la situación. Pero ¿es el espectador uruguayo el indicado para este tipo de planteo? En mi opinión no, porque tal y como es nuestro territorio, de suaves ondulaciones, nuestra sensibilidad es bastante conservadora y veríamos con algo de oprobio la sexualización innecesaria, en especial debido a que las actrices se parecen a nuestras hermanas menores, a nuestras hijas, y no queremos verlas en ese lugar tan desprotegido.

Sin duda duda también lo hacen los documentales, porque nada supera a la ficción salvo la realidad. Pero ¿hay valor artístico en estas producciones? Lo hay en muchas dimensiones, en como esté musicalizado y filmado, en que material se selecciona. Hay un proceso de decisiones de cómo se forma esa narrativa. Sin embargo no es el mismo valor que el que tiene la construcción de una narrativa de ficción cinematográfica.

El sexo y la violencia en esta película están contados con fidelidad a la realidad pero de forma cuidada. Los cuadros sexuales no son explícitos y no hay desnudos. Respecto a la violencia, siempre es justificada en su contexto. De hecho las escenas más perturbadoras son aquellas que no existen, que uno en realidad no ve, solo escucha e imagina.

fragil 2

Coescrita por Ventura y Belén Baptista y producida por Dodecá, Tan frágil como un segundo cuenta con grandes nombres del teatro local. En mi opinión vale la pena acercarse y verla. Su estética bella y bien local, su temática diferente y su planteo responsable, así como las excelentes actuaciones la hacen sin dudas imperdible.

Ficha Técnica:

  • Título Original: Tan frágil como un segundo
  • País: Uruguay
  • Año: 2014
  • Género: Drama
  • Duración: 110′
  • Calificación: +15 años
  • Dirección: Santiago Ventura
  • Protagonistas: Vera Navrátil – Berenice Perciballe
  • Elenco: Fernando Dianesi – Álvaro Armand Ugón – Pablo Robles – Belén Baptista – Varina De Césare – Gabriel Calderón – Augusto Mazzarelli – Delfi Galbiati – Ramiro Perdomo – Charito Siciliano – Andrea Davidovics.

Teatro Recomendado: Adorables Criaturas

En el Teatro La Candela, de viernes a domingos, se está presentando un trabajo basado en un texto de José Gabriel Núñez, con dirección de Marcelino Duffau. Este trabajo se llama  Adorables Criaturas y está interpretado por Carlos Sorriba y César Díaz.

Gracias a la gentileza de Sorriba pude asistir a una de las primeras funciones del espectáculo y tanto mi acompañante como yo salimos realmente movilizados. Tal como reseñan otros medios, este espectáculo procura llevar a escena una percepción aguda de los estados del alma.

Magistralmente interpretada por ambos actores, la variedad de personajes que ambos llevan a las tablas muestran la complejidad psicológica y sexual del ser humano. Estas adorables criaturas, mujeres que han vivido de todo, nos muestran los extremos de la depresión, la angustia, el amor, la ignorancia con caracterizaciones que no van a lo absurdo o inverosímil pero que si bordean esos extremos con el objetivo de lograr la risa del espectador, que está viendo perfiles psicológicos de mujeres que son sobrios pero en los que hay ironía.

La risa debe ser provocada en dos de los tres grandes momentos que tiene el espectáculo porque uno de ellos alcanza ribetes dramáticos que acongojan al observador y lo interpelan respecto a un pasado que la sociedad uruguaya en su conjunto decidió olvidar e ignorar debido a la deshumanización e indiferencia ante la que decidimos rendirnos y claudicar nuestras aspiraciones de justicia.

El primer cuadro, sin embargo, explora el mundo femenino con mucho más humor y al igual que el tercero, muestra la soledad que la mujer enfrenta, especialmente en el goce de su sexualidad. Mostrando lo contradictorio del género humano, alguien con un discurso progresista vive su vida doméstica y su intimidad desde una perspectiva sumamente conservadora. No hay nada más uruguayo que eso y el espectador puede encontrar ejemplos de personas que conoce (o más interesantemente será aquel que se identifique con la narrativa planteada) que viven de esa manera.

Asimismo se puede trazar un paralelismo con el tercer cuadro, en el que dos ancianas muestran como los valores de antaño las sumieron en una ignorancia absoluta e hilarante pero aún no han matado sus punciones vitales, tal y como pareciera acontecer con los veteranos de nuestra sociedad, que al menos pour la galerie muestran un perfil pudoroso y pacato.

Los tres cuadros, con humor o drama, muestran una lucha por sobrevivir en medio de la hostilidad absoluta, de un matrimonio infeliz, de una dictadura o de un conjunto de valores sociales que limitan el pleno desarrollo de estas mujeres.

Dirigida por Marcelino Duffau y basado en un texto del dramaturgo venezolano José Gabriel Nuñez, economista, guionista con una extensa carrera en televisión y cine, este espectáculo es de verdad imperdible.

adorablesweb_d572633d0c534436aedc8ae6ba833827

Ficha Técnica:

  • Texto: José Gabriel Nuñez.
  • Dirección: Marcelino Daffau.
  • Elenco: Carlos Sorriba y César Díaz.
  • Vestuario y escenografía: Ana Arrospide.
  • Iluminación: Álvaro Domínguez.
  • Música: Gustavo Goldman e Ignacio López.
  • Caricaturas: Jaime Clara
  • Fotografía y Diseño Grafico: Alejandro Persichetti
  • Realización de escenografia: Daniel Sicarello
  • Realización de vestuario: Daniela Dodera
  • Maquillador: Fernando Robaina
  • Producción ejecutiva: Lourdes Moreno
  • Teatro: La Candela (Ellauri 308).
  • Horarios: Viernes y Sábados 21 horas. Domingos 19 horas.
  • Costo: $300

55c28cee4363f

Opinión: el hombre es el sexo débil en la moda

El filósofo Marshall McLuhan sugiere en su obra “El Medio es el Mensaje” que cada medio creado por y adherido al hombre es una extensión de su propio cuerpo. La ropa, un medio que transporta torrentes de información subjetiva, hace el papel de extensión de nuestra piel.

Como nuestro órgano mas grande, la ropa es la que controla nuestra temperatura corporal y sirve como una barrera, entre nuestro interior único y el exterior que se nos abalanza, configurando cada uno en su forma de vestir , en el uso de diferentes cortes y prendas nuestra propia identidad y forma de sentir al mundo.

Cantante y actor ganador del Oscar a mejor actor de reparto Jared Leto Ph: Jason Merritt Getty Images.
Cantante y actor ganador del Oscar a mejor actor de reparto Jared Leto
Ph: Jason Merritt Getty Images.

Toda esta parafernalia es muy linda, al menos que hayas nacido con un pene entre tus piernas. En esta sociedad machista el hombre no tiene permitido la expresión “a flor de piel”. Hombre de ley es el que no llora, el que no revela sus secretos y fuerte como un roble. Siempre racional, frío, patriarcal. Es probable que si la expresión no fuera síntoma de debilidad habría más mujeres viviendo su vida como quieren y hombres que no las golpearan hasta matarlas porque el controlar la pose de “macho alfa” se les fue de las manos.

La vestimenta es afectada, como todo parámetro de la vida humana por esta dogma. Esto salta a la vista en las vidrieras. Como persona de género masculino tengo que soportar el nadar en un mar solo de camisas de tartán, jeans rectos azules y camperas deportivas. Al menos claro que seas aventurero, vayas a la sección de mujeres, pidas unos jeans oxford (Del tipo de pierna ancha muy usado en los 70) que nunca encontraras en tu sección, de talle mas grande que el tuyo, claro,  para que al ponertelo no te provoque una atrofia testicular.

Entonces me planteo ¿Es necesario que por no tener opciones en mercado tenga que comprarme ropa destinada para mujer? ¿Tengo que conformarme con lo más básico porque no tengo otra? ¿Me tengo que bancar que se dude de mi genero solo por llevar una camisa floreada por la calle?

Falda GUCCI Ph: Vogue UK
Falda GUCCI
Ph: Vogue UK

La respuesta es un rotundo No. Por el simple hecho de que existen posibilidades. Desde hace un par de temporadas, en las grandes semanas de la moda ah aparecido una tendencia de atraer lo femenino a lo masculino en pequeñas dosis. Desde las prendas con estampados florales de Gucci para la primavera hasta el uso de faldas de hombre (si como leen) en diferentes pasarelas y celebridades masculinas.

GUCCI Estampado botánico Ph: Vogue UK
GUCCI Estampado botánico
Ph: Vogue UK

Parecen detalles inocuos, si se tratara de colecciones de mujer, pero para los hombres es una pequeña revolución. Al hacernos llegar diferentes nuevas formas hace que el mensaje de expresión se democratice de forma universal.

Como hombre siento que me he ganado (nos hemos ganado) el derecho de vestirnos de manera audaz y muy femenina. Porque lo femenino esta dentro de cada uno de nosotros. No debería ser una vergüenza parecer una niña, debería ser aplaudido y visto como normal, como lo es parecerse a un niño

Falda de tartan y campera motoquera de cuero. Street style. Cool Hunting.
Falda de tartan y campera motoquera de cuero.
Street style. Cool Hunting.

El problema surge en hacer entender a las masas que esto esta bien, ni que hablar de las tiendas de moda y sus dueños. Estos últimos por la mojigatería se están perdiendo la chance de generar en el público masculino local un área fuerte de consumo basado en la variedad de objetos para consumir. Una regla simple y básica del consumismo a nivel industrial en el que vivimos.

Cool hunting, street-style. Hombre brasileño.
Cool hunting, street-style.
Hombre brasileño.

Limitar al hombre a solo usar lo mínimo, es un auto-flagelo al pensamiento de que el hombre esta hecho para comandar al mundo. En siglos pasados los tacos eran usados únicamente por hombres de clase alta,

Luis XIV, monarca francés, uso los tacones altos como una forma de diferenciar a la nobleza del pueblo llano, sus favoritos, los de color rojo, llegaron a ser por medio de un edicto los usados exclusivamente por la corte . Somos lo que vestimos, nos debe acompañar en cada centímetro de nuestro físico, impulsado por la mente, que esta forjada, hace ya mucho tiempo por el afán de conquistar, cada horizonte que tenemos frente a nuestras narices.

Luis XIV y sus clásicos tacones rojos.
Luis XIV y sus clásicos tacones rojos.

Y aunque parezca superficial, la tela que nos cubre es parte de nuestro propio ser, por algo la vestimenta es sinónimo de conjunto de convicciones de una época. Sino, que venga cualquier historiador y que me lo desmienta.

Sthephan Blömer

11263070_10204206217331502_3183996570819485017_n

Estudiante de Comunicaciones, la ropa es mi segunda piel.

¿Hay espacio para dos fashionistas en Uruguay?

Dos reconocidos fashionistas del medio local, Steven Vázquez y Tav Lust protagonizaron el último escándalo del mundillo de la moda uruguaya. Y eso me lleva a la pregunta con la que titulo esta nota, ¿Hay espacio en este medio para dos divos fashionistas? ¿Van con nuestra idiosincrasia como pueblo este tipo de rencillas mediáticas o son contenidos que consumimos de los enlatados comprados en Argentina pero no los queremos ver en el medio local?

Según informa TV Show (El País digital) Steven comenzó esta guerra al criticar la forma de hacer una crítica de Tav, co-conductor de Verano Caliente, programa de Canal 7 de Maldonado a la modelo Fernanda Sosa, radicada en Miami.
La trayectoria de Ststeven viejoeven es extensa y la de Tav también, a pesar de lo jóvenes que son ambos. El poder conocerlos personalmente es un privilegio porque ambos son personas cálidas y apasionadas por la moda y expresar identidad a través de sus estéticas particulares. Reconozco que al conocerlos a ambos me chocaba su visión en moda y su estilo pero rápidamente aprecié lo innovador de sus propuestas y como rompían con la transgresión, patrones de la normalidad en cuanto a como nos vemos y como nos vestimos y también visibilizar lo invisible.

Hoy veo los estilismos de ambos y considero que han crecido a pasos agigantados en sus elecciones, luciendo más sofisticados, depurados y con direcciones estéticas más claras. Supongo que es lo que nos pasa a todos, incluso a los fashionistas, que con el tiempo conocemos más nuestro cuerpo y nuestra identidad y elegimos prendas que nos engalanen mejor, resalten nuestros atributos y expresen nuestra identidad.

La moda ha sido siempre el campo de batalla contra la heteronormatividad, a pesar de episodios aislados como las desafortunadas declaraciones de Giorgio Armani (que decía, en resumidas cuentas, que si sos gay que no se te note por la vestimenta, aunque dentro de su clientela hay un alto porcentaje de homosexuales visibles e incluso el mismo ha declarado sus propias tendencias sexuales divergentes a la heterosexualidad).

Por ver que ambos trabajan en el mismo medio y, con sus diferencias, pareciera que van en una misma dirección, el de hacer más masivo el acceso a la moda a través de sus distintos trabajos me sorprendió su pelea y me comuniqué telefónicamente con ambos.

Steven Lindo collage
Al hablar con Steven y recorrer un poco la pelea y lo que ha sido su trayectoria recordábamos sus comienzos como modelo y luego como diseñador de moda (yo sigo queriendo un short que diseñó de panamá blanco con encaje, extremadamente jugado para Uruguay y más hace algunos años) y relacionista público. Luego nuestro blog publicó que, al menos temporalmente, se retiraba del diseño para profundizar su formación profesional, que hasta ese momento había sido en otro campo (la abogacía). Estudió en Espacio Buenos Aires producción de moda y dentro de sus trabajos se encuentran la docencia en Fer Sosa Modelos, Anama Models Uruguay. Trabaja en Andreina Vignoly. Es productor en Trendy Pop Producciones de distintos eventos y es editor de moda en DressStyle Magazine. Justamente este escándalo surgió tras su vuelta de la BAFWeek en Buenos Aires, en la que había sido corresponsal.

Al colgar con Steven me comuniqué con Tav. Las conversaciones comenzaron de forma similar y con información reservada y que pidieron no se difunda. Como dirían las abuelas, en todos lados se cuecen habas. Lo que si es claro es que ambos fashionistas difieren en la forma de trabajar y encarar su carrera, algo que para el ojo común no percibiría porque a simple vista uno ve dos chicos extravagantes y hasta complementarios; el rubio y el morocho.

TavLindo collage

La charla con Tav fue extensa e intensa, como lo es él. Tav arrancó a los 16 años en Punta del Este haciendo estilismos y peinados en Punta del Este. Se trabajaba la moda desde el brillo y la superficialidad, una visión que Tav dice no compartir, pero uno no elije en que trabajo arrancar sino como va a dirigir su carrera.

Dentro de sus credenciales se encuentran el trabajo pero también el estudio. Estudió Comunicación y Diseño en la Escuela de Pablo Giménez como también teatro y actuación en distintas instituciones entre ellas la escuela de Valery Lynch. Se dedicó además de a la moda, a la actuación, participando en varios proyectos, entre ellos una película que se estrenará en México en poco tiempo y una comedia musical con Laura Martínez que también se lanzará próximamente a la cartelera de actividades culturales de nuestro país.

Tav High fashionLe surge la oportunidad de poder comunicar moda, música y actuación a finales del año pasado. Tav no quiere vestirse con plumas ajenas y remarcó en la charla que no es un periodista sino un comunicador porque la moda comunica. Opina con fundamentos de investigación en la temática de la moda y con argumentos personales y su idea es siempre traer tips y tendencias de la moda internacional a nuestro medio, presentar looks de trendsetters y hacer cool huntings.

Sin embargo el formato de crítica de moda fue el que más atrajo al público y fue lo más funcional al show en el que participa y fue, en suma, lo que lo hizo más conocido fuera del mundillo de la moda. Sin embargo, y esto es a titulo personal, su crítica de moda es diferente a la crítica que podemos ver los programas de chimentos argentinos porque critica el look y no a la persona. Si bien la persona puede sentirse mal o dolida por la crítica, porque en muchos casos si eligió una prenda fue porque le gustaba y eso dice algo de su identidad y en general a nadie le gusta ser criticado, la crítica no es al individuo sino a lo que lo recubre. Y no deja de ser ropa. Y en nuestra estética podemos trabajar y evolucionar para mostrar lo que realmente queremos y ahí, incluso habiendo críticas, estaremos conformes y felices de enseñar al mundo quienes somos.

Además para Tav la crítica enseña y yo concuerdo y agrego, enseña al criticado y al resto de nosotros. Todos aprendemos de los aciertos y de los desaciertos de los demás y sacamos ideas para poder vestirnos.

El primer punto de la crítica de Steven a Tav se encontraba una descalificación a la trayectoria de Tav debido a la reciente cobertura que Steven había hecho de la BAFweek. En ese sentido yo encuentro esta descalificación inválida porque al recorrer ambas carreras, los dos fashionistas tienen credenciales que acreditan su labor. Además al hablar con Tav, él remarca que su visión es más conceptual y considera la estética de Steven más comercial y de glamour y brillo. Y en ese sentido concuerdo. Por eso quizás usaría en momentos más cotidianos prendas que usa Steven pero admiro el coraje de Tav a la hora de armar ciertos estilismos.

La crítica seguía y decía que cómo un hombre con pollera podía criticar un look de alguien. Como Tav remarcaba, la moda tiene diferentes rubros y aspiraciones y su visión es conceptual. Existe también la moda social, que tiene sus reglas y es en ese marco en el cual el critica el look de alguien. Si bien yo no soy muy amigo de las convenciones y considero que las personas deben sentirse cómodas con lo que usen, sea en la circunstancia que sea, cuando salimos a la vida estamos expuestos a que los demás nos miren y juzguen nuestra apariencia y si esa apariencia es acorde a lo que se espera de nosotros en ese momento y lugar. Podemos animarnos a usar lo que queramos, que es lo que Tav, Steven, y fashionistas o amantes de la moda más anónimos como yo y otras tantas personas hacemos o podemos tratar de seguir las convenciones. De cualquier forma estamos expuestos al escrutinio público y al juicio de los demás, más en nuestra sociedad totalmente pueblerina. Como estamos expuestos para mí lo mejor es hacer lo que queramos porque a alguien seguro le va a desagradar, entonces ¿cuál es el punto de querer gustarles a todos? Nadie es monedita de oro. Además como dato al margen, a lo largo de la historia los hombres han usado falda por el mismo o más tiempo que las mujeres, por lo que la crítica respecto a la falda tampoco me parece válida.

Creo que la forma de criticar a alguien es con argumentos. Si yo hubiese sido Steven hubiera tomado lo que dijo Tav y hubiera rebatido punto por punto. En particular a mí Fernanda Sosa no me maravilla y que viva en Miami tampoco me hace pensar en una it girl o en glamour. Al conocer Miami y sus habitantes, mi opinión es que tienen un estilo marcado que para mí es vulgar. Por supuesto siempre hay honrosas excepciones que confirman las reglas. Sin embargo Tav trabaja con una chica como Clarissa Abreu que tampoco me parece una modelo de alta costura. Si fuera a juzgar a estos fashionistas por el trabajo que hacen con una u otra modelo no pensaría gran cosa de ellos. No estamos hablando de modelos de la talla de Majo Martínez, Romina Di Bartolomeo o Pía Bongoll, que además son el tipo de modelos que a mí particularmente me gustan.

Modelos de verdad

Pero la moda y los arquetipos estéticos son subjetivos. Los objetivos de cada una de las modelos, su formación en moda y lo que quieren hacer con sus carreras y sus vidas son diferentes, varían de acuerdo a cada una. También varían las oportunidades que van teniendo. Y Tav y Steven al hacer equipo con ellas y trabajar no escriben un manifiesto estético sino también que pueden hacer para contribuir a que la modelo logre lo que quiere lograr. Y eso no necesariamente está alineado al cien por ciento con las visiones particulares de ellos.

Al tratar personalmente a Steven, veo una persona humilde y con una sonrisa y una palabra dulce siempre en la punta de la lengua para decirme. Sin embargo en su estado público no vi esa humildad sino la vorágine y la pasión con la que las personas de la moda suelen expresarse cuando quieren compartir su visión. También vi un amigo defendiendo a una amiga y colega.

Sin embargo no creo que las carreras de ninguno de los fashionistas se puedan sostener en escándalos porque Uruguay es diferente a la Argentina. Somos un pueblo y al ser chico todos nos conocemos y las intrigas rápidamente se desenredan y la gente pierde interés. Un escándalo, aquí y en cualquier lado, pone en el tapete tu nombre y es lo que haces con ese nombre lo que te dará proyección y futuro.

Con el revuelo mediático Steven aprovechó para publicitar un evento caritativo. Nada más noble que eso. En el día de hoy (sábado 15 de agosto) a las 19 hs en Bethel Spa Carrasco, el coréografo Marcelo Mendez dará una clase de Power Full Dance a beneficio del merendero Casavalle. Para asistir sólo hay que llevar un juguete para donar a dicho merendero. Yo trabajé en la zona de Casavalle, en el liceo Impuso, como voluntario y allí conocí la realidad de la zona muy bien y esta actividad es una iniciativa más que loable.

merendero

Por otro lado Tav me comentaba en su conversación aspiraciones de corte más profesional a futuro. Le interesaría poder trabajar con una empresa, como hizo Vale Valuchi al tener una línea de ropa con Geánt, para poder llevar moda al público general. También es una meta noble porque es bueno sacarle el tinte elitista al diseño y saber que todos podemos vestirnos bien y sentirnos a gusto con nuestra imagen sin que se nos vaya el presupuesto en eso.

tav
Si bien su personaje de televisión es extrovertido y tampoco es la imagen de la humildad remarcó que en todos sus trabajos con distintas grifas como Tokio Seven y Bellmur deseó transmitir la humildad y ese deseo de aprender.
En lo personal creo que ambos fashionistas tienen futuro porque nuestro país está fundándose en términos de moda. Existen pocos precedentes en lo que ambos hacen, tienen propuestas diferentes y este escándalo sólo es un trampolín más que les permitirá seguir andando este camino. Es una forma de avanzar y conquistar nuevos terrenos. No es la única forma, pero es tan válida como cualquier otra forma de obtener una oportunidad. Porque lo importante de verdad no es como uno obtiene las oportunidades sino como las valida y se sostiene en el tiempo. Y eso es con talento y trabajo duro. Y de eso tanto Tav como Steven saben.

Moda: Una visita al estudio de The Trashed Vintage

Era una tarde lluviosa y gris. Un martes de esos que querés quedarte en casa. Más habiendo madrugado. Pero había quedado con la querida Paz Pittaluga (modelo y emprendedora, dueña de la grifa de ropa vintage The Trashed Vintage) que iba a visitar el estudio y llevarme una prenda.

OESTE

En verdad hacía tiempo quería ver que se tenía entre manos Paz. En 2012 y 2013 participé como modelo de sus photoshoots y sabía de su grifa, que vendía productos en la modalidad de e-commerce. Por modelar las fotos y por ver la mercadería sabía que había verdaderas joyitas. La renovada imagen que una nueva página web y nuevas producciones le dieron a The Trashed Vintage, y su constante presencia en las redes sociales me contagió las ganas de ir a su showroom.

nueva produccionY el no haber dormido la siesta valió la pena. Al llegar, veinte minutos tarde, Paz me recibió con esa simpatía que la caracteriza y mientras seguía ayudando a la top model uruguaya Pía Bongoll a elegir un outfit, preparaba un café con azúcar rubia para ambos. Vestir a la blonda Bongoll no es un desafío. Cualquier prenda le va. Que a ella le guste y apruebe un estilismo ya era una tarea más difícil para Paz, que finalmente lo logró, porque entre mujeres que saben de moda se entienden.

En cambio complacerme a mí es muchísimo más fácil. Yo me sentía como un niño en una juguetería. Prendas vintage de hombre, de mujer y unisex, de diseñadores como Dior o Balenciaga mezcladas con prendas más más contemporáneas cuidadosamente seleccionadas le daban a los percheros repletos un aspecto de verdad pintoresco. Destacan sin duda su colección de artículos soviéticos, imposibles de conseguir en otra tienda en Uruguay. Camisas, sombreros y pins de esta época histórica que tanto cautiva complementan cualquier look urbano y transgresor.

Rusia

Yo me decanté por las camisas coloridas y las prendas de jean y tras probarme varias cosas encontré algo que estaba listo par ser mío. Y justo a tiempo. Ya había terminado mi pocillo de café y estaba listo para abandonar a las top models, que seguían en su tarea de encontrar ese outfit perfecto.

11058650_882132691878434_4095686871877734244_n

Altamente recomendado.

Datos de contacto: http://thetrashedvintage.com/

logo

La amistad y algunas de sus mañas

El ser humano es un ser social por naturaleza. Desea estar acompañado de otros. Precisa estarlo. Es así que Emile Durkheim, hace siglos ya, hablaba de que en las sociedades desarrolladas existía un tipo de solidaridad en el cual las personas cumplían roles diferentes unos de las otras pero que se complementaban entre sí. Para ponerlo en términos bien simples, un ejemplo podría ser el que se da en la siguiente cadena de interacciones sociales: el panadero precisa del agricultor para obtener la harina y él a su vez precisa del industrial que construya sus máquinas para cosechar y el industrial precisa al panadero para poder comer y tener energías y construir esas máquinas que el agricultor precisa para darle los insumos al panadero.

El corazón funciona de la misma manera. Uno da amor, hace favores, escucha al otro, trata de aconsejar, es decir cumple un sinfín de funciones para con otros por las cuales se supone debe percibir algo a cambio. Sin embargo no recibe lo mismo a cambio, tal como el panadero no recibe pan a cambio de pan. Sería fútil ese tipo de intercambios.

Sin embargo en el ejemplo del panadero no solo hay un acuerdo tácito de que por el pan él debe percibir algo a cambio, sino también un acuerdo explícito por el cual el panadero sabe que por cada onza de pan recibirá determinada cantidad de dinero. En la amistad, en cambio, no existe una tarifa fija por lo que hace

mos por los demás o por lo que hacen por nosotros. Y tampoco existe una balanza que mida si la relación es equitativa o, por el contrario, existen inequidades en los términos del intercambio.

Como pareja e incluso a veces como compañero de trabajo o estudio he sido un desastre. Mis problemas personales hace algunos años, o mi falta de compromiso a la hora de ser un buen novio me han hecho fracasar en

muchos de mis emprendimientos, aunque no en todos. Sin embargo como amigo he sido realmente bueno. Doy lo que mi corazón tiene para ofrecer e incluso más. Soy honesto y considerado. Trato de estar presente, me preocupo y me ocupo de mis amigos y siempre que tengo una palabra para dar o el oído para ofrecer, ambos están. Como durante muchos años de mi vida fui víctima de bullying no tuve muchos amigos. Ahora que los tengo hago mi mayor esfuerzo por valorarlos y hacerlos sentir como algo importante de mi vida… aunque no siempre lo logre. Creo que las a

mistades se nutren y se cuidan. Y no las tomo a la ligera porque no son algo que tengo de forma gratuita sino que debo ganármelas.

corazon roto

Y al hacer este esfuerzo, sin duda espero algo a cambio. Uno no espera lo mismo que dio, uno no espera ese “pan” pero si espera algo. Yo, en particular, espero rodearme de gente que se quiera y que me quiera. De gente que esté en la búsqueda de estar bien y de transitar un camino de felicidad juntos. Empero me suelo cruzar con personas que me utilizan (o aún peor, que sin hacerlo, me hacen sentir usado). Personas que son egoístas y no se la juegan por los demás o que aparecen y desaparecen a su entera conveniencia. Y eso me hace sentir solo. Porque a veces los amigos y compañeros que de verdad tengo no son compañeros de todas las horas ni pueden compartir conmigo todos los momentos.

Se que no lo son porque no pueden. Lo que compartimos es limitado a un determinado aspecto de la vida y en ese lugar donde ellos se encuentran son los mejores amigos que podría pedir. Pero a veces ansío más. Entonces busco amigos para compartir eso que no logro con los que ya tengo y vienen los tropezones y las caídas. De tanto que tropiezo ya se como caer y soy experto en levantarme.

Y a veces, cuando fuiste un solitario y no tuviste amigos durante tanto tiempo, pensás que te merecés esas relaciones en las que no te sentís valorado o no te sentís del todo cómodo. Como sos bueno dejás pasar muchas cosas hasta que explotás y eso no es bueno. Si uno siente algo, por más feo que se sienta sentirlo, lo siente y por ende tiene que encararlo y resolverlo.

A mi me cuesta poner límites y decir cosas negativas pero cuando no las digo y las acumulo el resultado es peor porque estallo por algo que parece una nimiedad, cuando en realidad es porque no supe decir que cosas pequeñas me molestaban a tiempo de esos amigos para que juntos pudiéramos modificarlas o aprender a vivir con ellas.

Querer ser siempre bueno y querer siempre agradar no es la clave. La clave es quererse a uno mismo, saber cuales son sus fortalezas y debilidades y tratar de ser amigo con gente que te nutra y complemente. No es necesario conformarse con las migajas porque hay que tener en cuenta el valor de uno. Todos tenemos mañas, es cierto. Y los otros las soportan. Pero cuando uno da y recibe a cambio algo que considera muy poco ya no es una maña a soportar sino una relación desigual que termina sin valer la pena.

A veces se pueden hablar las cosas y resolverlas, a veces hay que cortar de raíz. A veces las medidas parecen drásticas. A veces duele. A veces uno se arrepiente y vuelve a empezar. La vida es dinámica. Lo importarte es recorrerla con buenos compañeros.
Todo esto lo digo por experiencia.

Opinión: Decí no al fast fashion

Para que las tendencias bajen de la pasarela hacia la calle hay un largo trecho. Este esta delimitando por una razón: el poder económico de la mayoría de la población para acceder a las principales marcas de moda. Una verdad en el mundo es que las prendas de Louis Vuitton, Rick Owens, Prada y camaradería sale entre 2 o 3 sueldos mensuales de cualquier europeo medio y 5 o 6 de cualquier sudamericano de clase media. Por ende esas tenencias que se evacuan cada 6 meses (con resort, pre-fall de por medio, etc) no están al alcance de la masa.

DSC03023 - copiaComo por arte de magia comenzaron a surgir tiendas de ropa como Zara, Uniqlo, Primark, Mango, Forever 21 (entre otras) que otorgan al prójimo, cuales Mesías, los elementos más a la moda a precios módicos, en rebajas de orgasmo y con una parafernalia de lo mas moderna y atrayente.

Sin embargo este accionar mesiánico es una estafa tan grande como los milagros de Pare de Sufrir. Ninguna de las prendas que venden en cualquiera de estas empresas son de una calidad aceptable. Son hechas para durar muy poco y al tacto te dan sensaciones espantosas. Son hechas con el peor plástico, con denim áspero, frío y granulado o piel sintética que se deshilacha el doble de la cuenta. No vale la pena comprar un par de zapatos a $900 si en cualquier día de semana cuando vayas a la oficina se te va a desprender la suela, tampoco que el tiro de tu pantalón de $950 ceda dos talles más al usarlo por quinta vez. Porque la ropa que compramos la queremos usar durante un largo tiempo no que nos falle por problemas de fábrica.

forever 21 label - copiaLos precios de tantos artículos parecen módicos, pero están más que sobre valuados, ya que producen estas prendas a una octava parte de su precio en cualquier parte del globo.

Es aquí donde empieza uno de los verdaderos problemas: la explotación. Estas empresas posicionan sus fábricas en talleres de países en vías de desarrollo, donde emplean a cientos de personas, incluidos niños, con salarios de hambre, en lugares donde reina el hacinamiento, la insalubridad, sin vacaciones, sin seguro médico. Algunos de los destinos favoritos de estas empresas son China, Vietnam, México, Vietnam, Lituania, Moldavia y Bangladesh.

Este último en particular fue protagonista de la tragedia más grande en la industria: el derrumbe del complejo Rana Plaza en el distrito de Savar en Daca (capital de este país) el 24 de abril de 2013, que dejó 1,129 muertos y cerca de 2500 heridos. Este hecho se debió a la irresponsabilidad de los que debieron cuidar a estos trabajadores porque lo único que hicieron fue obligarlos a entrar de nuevo al lugar cuando las personas tenían miedo a hacerlo por las grietas enormes de las paredes del edificio.

Parece que la vida de la personas no valiera nada frente a vender 200 camisas por día. El daño humano que provoca la forma de producir “mucho, económico, lindo” es incalculable, porque esto no comenzó en ese fatídico día. Esta atrocidad viene desde hace ya diez años, en los que se decidió que la forma de producir ropa sería según las demandas plenas del cliente. Pero las fatalidades a causa de esto son muchas más de lasque podrían haber salido de las mentes mas retorcidas, pero son tan reales como el aire que respiras. Hay que dar gracias a documentales como The True Cost que sirven para sacar las vendas de los ojos a muchos, en especial los que se sienten en las nubes al comprar en estas tiendas que tanto idolatran.

childlabor-608x400 - copia

Porque algunas como Forever21 (en Montevideo, Uruguay), no pueden ni siquiera dar un servicio acorde.

Como anécdota personal, para ver que se podía conseguir en esta tienda, luego de ver toda la idolatría que le hizo la gente cuando se inauguro, un día cuando estaba cerca de Montevideo Shopping, se me dio por comprar un jean. Luego de subir las largas escaleras y recorrer esos enormes metros cuadrados, cuando preguntás por la sección de hombre descubrís decepcionado que de la línea que en la pagina web de la grifa es tan amplia como la de mujer solo hay una pequeña esquina con dos percheros y el resto en las paredes.

El único vendedor que parecía tener ganas de atenderme, un chico un poco mayor que yo, de dudosa cabellera rubia natural y una barba ni hipster ni desarreglada, que vestía una remera a rayas azul y blanca, fue el que me dijo que el ÚNICO modelo de jeans azul que tenía valía $990. Al mostrármelo me percaté de que tenía un lavado que parecía haber sido hecho por una persona con el mal de Parkinson de lo feo y desparejo que era, pero cuando uno no encuentra lo básico, se rinde y empieza a buscar opciones cercanas. Yo estaba en ese basural y quería jugar el juego de la compra-venta.

Al ver que eran talle 28, yo soy un talle 32 (el cual reivindico con alegría), le pregunté si tenían de mi talle a lo que me respondió que no sabía, pero que probara estos que capaz que me quedaban. Eso me reveló la ignorancia total que tenía este vendedor respecto a los productos que debe vender, todo esto en una sola oración. Ahí descubrí que aparte de explotar trabajadores de otros países que precisan dinero para poder cubrir necesidades básicas desesperadamente también explotan a personas en todo el mundo, incluidos los países que consumen esos productos.

Aunque mis palabras suelen crudas, se debe ser consciente que también hay esperanza de cambio, esto comienza por elegir un consumo de nuestras prendas de forma sustentable. Comprando marcas nacionales que sabemos que producen en Uruguay, con muy buena calidad en sus productos y en la atención del personal, prendas de autor, interesantes y actuales. Se puede también entrar en el círculo de las casas de segunda mano, con prendas únicas que no encontraras en ninguna otra tienda. Es casi como una búsqueda del tesoro, para mí el tabú de “lo usado” ya no existe, es más suena hasta más digno que comprar prendas nuevas en tiendas de fast fashion.

La industria podría hacernos llegar la información de todo lo que hay detrás de la ropa que compramos a través de una forma fácil, para poder darle al consumidor su derecho inalienable: libertad de elección.

Empecemos el cambio por favor, hay situaciones que deben gritarse, juzgarse y replantearse para que no sucedan mas. Y como todo cliché existencial tiene un gran dejo de razón: “El cambio empieza por uno mismo”

11263070_10204206217331502_3183996570819485017_n

Sthephan Blömer

Estudiante de Comunicaciones, la ropa es mi segunda piel.

Moda: Macarmen

Cuando sentís pasión por algo y lo vivís de forma cotidiana, en todos lados encontrás personas con las que podés compartir este interés. Eso fue lo que me pasó en una fiesta en la que un montón de casualidades me hicieron chocar con Sofía Paolillo, dueña de Macarmen.

Sofía me comentó ese día, al hablar de moda en Uruguay y especialmente de emprendimientos locales, lo costoso que es comprar artículos vintage. La moda no debe ser inaccesible, sino que se la puede democratizar a aquellos que deseen consumirla.

Esta visión me pareció interesante por lo que decidí conocer un poco más de que se trata esta grifa, especialmente porque el sábado pasado hicieron un nuevo shooting para seguir promocionando prendas.

macarmen 1

Sofía ¿Cómo estás? ¿Cómo fue que surge la propuesta de tener esta grifa, Macarmen?

¡Hola! ¿Todo bien y vos? Antes que nada, agradecerte.

Ahora te cuento un poco como surgió ´´Macu´´ como dirían mis amigas. Macarmen surge con la idea de ofrecer prendas que rompan el fast fashion y que cada mujer pueda encontrar y elegir su propia estética porque es realmente lo que decidió, y no porque haya un desfile o una revista que lo esté dictaminando.

Surge de mi experiencia personal, comencé a encontrar varios aspectos que no me gustaban en el fast fashion y cada vez empecé a volverme más reacia a ir al shopping, por lo que comencé a buscar prendas por otros lados. Empecé a ver a las personas como autómatas (yo incluida) que no tenían una postura crítica respecto a qué es lo que se les estaba ofreciendo y simplemente accedían porque ¨está de moda, es lo que se usa’’.

Me picó el bichito de querer hacer algo: no sabía ni qué ni cómo, pero quise plasmar mi postura, y, allá por Febrero llamé a un gran amigo y le conté la idea. Después de ahí, comencé a idear un plan y a pulmón y rodeada de gente querida que confió y apoyó el concepto, todo se fue dando naturalmente.

 

¿Cómo surge tu interés en la moda?

Desde chica ya me gustaba combinar. Yo misma me elegía la ropa e incluso en alguna ocasión si había que comprar regalos de vestimenta mi papá me pedía ayuda (te estoy hablando de 9 años).

La palabra moda es directamente proporcional a mi tía. Creo que es la persona más fina y con más gusto que conozco tratándose a la hora de vestirse. De hecho, el nombre Macarmen viene por ahí. Mi tía se llama María del Carmen y mi mamá de chica le decía Macarmen. Para mi tiene una carga afectiva muy fuerte y linda ya que mi mamá y mi tía son dos referentes para mí.

¿Qué opinión te merece, en rasgos generales, el estado actual del sector moda en Uruguay? ¿Y respecto específicamente a los negocios que trabajan el second hand y el vintage?

En los últimos años la moda uruguaya ha crecido mucho y se le ha dado gran espacio al diseño independiente, lo cual es un logro. Veo que falta un lugar para el diseño más alternativo, por decirte un ejemplo: lo que sería una vestimenta´´hippie´´ que ves en los tambores de Palermo no está en el ABC de la moda. Y hay tiendas con esa estética puntual porque las ves vestidas a las personas. No se habla de esos lugares y si se habla, es poco. Creo que esas estéticas también son viables y es cuestión de decidir incluirlas.

Con respecto a la mujer uruguaya, veo que con los años ha empezado a jugársela más a la hora de vestir, pero también porque lentamente estamos empezando a ser menos conservadores y eso creo que es fruto de cambios importantes a nivel social que se han dado últimamente, que indirectamente también impactan a la hora de elegir qué ponerse.

Los negocios second hand y vintage han ido creando de a poco mayor concientización frente al momento de decidir si comprar prendas nuevas o usadas. De a poco, impusieron una filosofía y comenzaron a promover la reutilización de las prendas. Hace 15 años atrás ‘’ropa usada’’ era mala palabra. Ahora hay personas que tienen un placard entero de ropa usada e incluso te dicen que no compran nada que no sea usado. Esas cosas, para mí, que soy pro second, vintage o como le quieras decir, está buenísimo.

 

¿Cuál es la propuesta de Macarmen en términos estéticos? ¿Qué tipo de prendas podemos esperarnos encontrar?

Prendas únicas y diferenciadas. A la hora de elegirlas, no me fijo en qué es lo que se está usando; elijo lo que me guste y pienso si lo usaría. En realidad el desafío está en poder ser abierta y tener la capacidad de elegir prendas “para todos los gustos” y ese es el trabajo más difícil.

De hecho, si te fijas, las modelos tienen todas estéticas y cuerpos diferentes porque es a eso a lo que aspiro también: romper con eso del cuerpo ideal e intentar que cada modelo transmita una actitud más que una pose. Las modelos que han trabajado conmigo hasta ahora no son modelos profesionales. Una estudia ciencias y las otras dos son actrices.

Si bien apunto a distintas estéticas, creo que las más notorias y fuertes son una fusión entre rock, bohemio y retro.

macarmen 2

¿Cómo es que te hacés de estas prendas?

Las salgo a buscar y también tengo proveedores. No es tan fácil como parece porque nunca sé lo que voy a tener cada mes porque no sé lo que voy a encontrar, es a suerte y verdad. A algunas prendas las modifico, las ´´reciclo´´. Al momento de coser, un amigo que tiene mano para la costura me porque yo no me doy mucha maña cosiendo, ja.

Y viendo a la moda de forma más filosófica, debido a las campañas que globalmente han surgido, como el Fashion Revolution Day ¿Qué pensas de la moda responsable?

Creo que la mayoría de nosotros no tenemos noción del daño que conlleva seguir alimentando las industrias textiles irresponsables que contribuyen a la degradación de nuestros recursos naturales y a no preservar a los sujetos que trabajan en ellas ,ocasionándoles daños en su salud física y mental por someterlos a situaciones denigrantes.

Las movilizaciones que se han creado están muy buenas porque no hay educación y concientización al respecto, y una persona que compra y no tiene idea de donde viene, puede decir: “Pa, mira, no sabía que esto era así”. Y de ahí empezar a contribuir con su granito de arena por más mínimo que sea, para hacer el cambio.

Tenemos una tendencia a acumular ropa. Placares llenos con cosas que no usamos pero guardamos porque “algún día” lo podemos llegar a usar. Nos cuesta desprendernos de las cosas, y está bueno que en este caso, con la ropa usada, se cree un flujo de ropa que circule “yo no lo uso más, úsalo vos” , porque algún día ya no vamos a tener más espacio para guardar nada en ningún lugar. Y ahí ¿qué hacemos?

Por lo que hemos hablado, Macarmen tiene un planteo ético por detrás, el de democratizar un poco el acceso a la moda vintage, contame un poco como lo implementás.

Pienso que por bueno y bonito no tiene que ser caro. A veces parecería que solo un determinado sector de la sociedad (el más pudiente por decirlo de alguna forma) fuera el único que tiene acceso a prendas únicas y diferentes. Me parece que se ha creado un fantasma sobre ese tema y se ha estigmatizado mucho (solo en marcas costosas, de elite, se puede tener un toque diferente y especial). Hay que romper con eso, porque no es tan así.

 

¿En qué rangos de precios están las prendas de Macarmen?

Una camisa puede salirte $400, un vestido $500 y una campera $700. Obviamente varía y es un más menos, dependiendo de lo que estés eligiendo.

Algo más que nos quieras contar respecto a Macarmen, a lo que se viene.

De momento intento vivir el día a día y disfrutar de esto. Cuando las personas tienen una buena receptividad,es lo más lindo, gente que se entusiasma o me dice que le gustan las cosas, o se intriga como en tu caso que llevó a que me hicieras la entrevista. Son esas cosas las que me llenan.

macarmen

Datos de contacto:

Tel: 094 060 118.

Fb/ MACARMEN

MAIL: info.macarmen@gmail.com

Para ver las prendas se coordina, se puede pasar por el showroom o también hago envíos a domicilio sin ningún tipo de compromiso.

Esquelas perdidas sobre el invierno

El invierno, aunque parece eterno es como las nubes.

Y las nubes, como la imagen de la luna,

como las flores de un jarrón,

son sólo instantes.

Duran muy poco.

Al menos que los recordemos.

Así se vuelven eternos.

Lo que maravilla definitivamente merece ser eterno.

Cautivantes son las lunas azules en el invierno de mi remoto sur.

Lunas que iluminan nuestro horizonte.

Llenas de ensoñaciones del pasado, presente y futuro,

que atesora como un piadoso cura, silenciosos secretos.

Cielo de invierno, invierno del sur.

Húmedo. Frío.

Cielo que comenzó a ponerse nublado,

como oscura noche que sentí venir.

Cuando pecaminoso se acercó. Agazapado como un zorro grande.

Luego ya suelto en odiosa algarabía como león.

Intimidó. Perturbó.

Opacó la brillante luna que aún en el peligro iluminaba mi límpido cielo.

Nubes la cubrían, como cubrieron esa noche mis ilusiones peregrinas.

Ilusiones que viajan como nubes que de repente se posan en rincones de la faz.

Y allí se detienen quizás a descansar.

Quizás para calcular.

A que otro sueño perseguir.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: