Al cierre de la Moweek una de las bloggers fashionistas más reconocidas Micaela del Prado, de E! Online Latinoamérica, señaló que RAMONA era una de las marcas que todo fashionista tenía que observar.ramona primavera

Del Prado decía  que “RAMONA es una marca que desde 2008 se ha caracterizado por su meticuloso trabajo -cada pieza lleva un aproximado de 6 días de trabajo- y brillantes colores. Sus piezas están llenas de detalles. Sin duda es una perfecta opción para tener lo mejor del knitwear uruguayo, con un look moderno, divertido.”

Concordamos plenamente y conocemos bien los productos de RAMONA por ser más que consumidores, fans, por lo que queríamos explorar más la historia de esta grifa joven que sigue dando que hablar.

¿Cómo surge RAMONA? ¿Cuál es su historia? Solo porque soy curioso, ¿por qué el nombre RAMONA?

Quería que fuera un nombre de mujer que hiciera alusión a mi bisabuela yugoslava, que se llamaba Lucía (y no tenía mucho encanto ese nombre). Quería que fuera un nombre corto, fuerte y que fuera fácil de recordar, que te hiciera acordar a la nonna pero que a su vez estéticamente y gráficamente diera algo mucho más actual y contemporáneo, que te sientas identificado y no se vea como la letra cursiva de tu abuela. Haciendo una lluvia de ideas e investigando, como cuando buscás un nombre para tu hijo surge la historia de que el primer Almeida de llegar de España a Ecuador se llamaba Ramón y era un cura tremendo que se escapaba de la Iglesia y así comenzó a desarrollarse el árbol genealógico de los Almeida. De esta forma pude mezclar a las familias porque mi bisabuela era por el lado materno.

En general el tejido de punto se consume más en invierno que en verano, pero una grifa debe sobrevivir todo el año ¿Qué alternativas o novedades traes para que tus clientes sigan consumiendo RAMONA también en la temporada estival?

Para verano se vienen prendas de algodón peruano. El concepto sigue siendo Fénix, como el año pasado era Capitana, es una colección o un concepto anual en el que cambia el material de invierno a verano, pasando de la lana merino al algodón peruano y claramente sufre algunas modificaciones la colección. Por ejemplo el tapado Cóndor va a ser un saco corto Cóndor de algodón. También aparecen otras prendas como la línea de tops y bikinis, prendas más frescas.

verano ramona

Se dice que los uruguayos somos conservadores a la hora de vestir ¿cuál es tu visión de cómo el uruguayo ve a RAMONA y sus productos?

Al principio le costó. En 2008 al uruguayo le costó el color. Mi papá era ecuatoriano y siempre tuve la influencia de estar en constante contacto con ese país, lo que me hizo ver el color desde un ángulo distinto a lo que es Uruguay que es más gris.

El color era lo que más impactaba de RAMONA al principio. Los clientes decían que eran divinos esos colores pero a la hora de comprar, encargaban tonos crudos y grises y lo colorido quedaba ahí. A ocho años de comenzar este emprendimiento la gente lo acepta y lo que realmente busca es eso, la prenda de morfología simple pero con el color brillante, estridente, vibrante.

En aquel momento un profesor me dijo que era una visionaria y que estaba adelantada. En ese momento no me jugó a favor, me jugó en contra pero hoy se adapta súper bien. Claramente es un producto para un target específico, mis prendas no se van como pan caliente pero la gente compra, y los clientes muchas veces terminan llevando varios.

ramona buzos

¿Quién es tu cliente típico? ¿Existen excepciones a ese típico cliente que llega y compra un producto RAMONA? ¿Cuál es el alcance de tus productos? Contanos alguna anécdota.

El cliente tipo es una persona que le gusta el diseño, que quiere ser un poco diferente y que valora lo hecho a mano, valora la calidad y que a su vez puede pagarlo. Esto no es un detalle menor, porque es un producto caro.

Sin embargo la democratización de RAMONA llegó con la diversificación de las prendas que se ofrecen. El que no puede comprarse un buzo se puede comprar un gorro o unos guantes. Puede llegar a RAMONA desde otro lugar. Me acuerdo de una chica de Pando que hacía tortas y siempre me encargaba algo y lo veníamos financiando. Ver el esfuerzo que una persona hace por tener algo de RAMONA increíble. Después tenés otros clientes que te compran un día tres productos y nunca más los viste. Hay de todo. Lo que siempre veo es gente maravillada por el trabajo hecho a mano, tal y como lo hacía tu abuela. Eso le da un valor emocional al producto.  

Hoy en día fácilmente podemos comprar prendas que cumplen la función de los buzos tejidos a mano. Incluso existen sweateres muy parecidos a aquellos que laboriosamente son hand-made  ¿Y cuáles son las ventajas de comprar un producto RAMONA existiendo alternativas más económicas, incluso hechas en Uruguay?

En realidad el diseño es un diseño único hecho con lana merino, que es lana suavecita que no te pica, que claramente se va a hacer bolita como toda lana natural- Es un mimo, esta hecho por manos uruguayos y parece tejido por tu bisabuela con colores súper estridentes. Todos esos ingredientes se pueden repetir. He visto marcas con la misma impronta pero cada uno cocina distinto ¿no? Es difícil que te quede la receta de tu madre o tu abuela entonces yo creo que apuesto a lo auténtico y eso no se copia.

ramona hombre

¿Cómo surgió la idea de no solo vender tejido de punto sino también enseñar a confeccionarlo?

Surgió como una idea, lo hablaba con Hilda que la muestrista y nos pareció genial. Y ya esa tarde estaba buscando un lugar más grande. Se fue dando. Hacer tu propia ropa es una tradición de antes. Ahora pasamos corriendo todo el día. A mí me cuesta un montón desconectarme por un rato del mundo pero es bueno darse ese tiempo para hacer algo, por ejemplo hacer nuestra propia ropa. Me gusta la idea de que RAMONA no sea sólo comprar ropa sino también sinónimo de pasar un rato ameno, lindo.

¿Tenés algún tipo de novedades sobre que se viene para RAMONA en los próximos meses?

Para mí tener una colección anual es algo muy importante, es algo que identifica a RAMONA. Cuando nombro y pienso a una colección lo hago buscando un concepto un poco más profundo, hay una búsqueda más profunda, por eso es una pena desperdiciar todo lo que te da un nombre y vivir corriendo y cambiando todo de invierno a verano. Este año se llama Fénix porque cuando señé esta casa era cerca de Navidad y todo el mundo estaba alocado con las compras.  Me encuentro con una amiga y le conté la idea de las clases y del showroom y de que me tenía que tirar al agua e ir a la guerra con un alfiler. Me propone tirarme el tarot y  aparece el ave fénix que es el resurgir de las cenizas, el reinventarse, el poder del fuego, el poder de un ave que vuela. Tiene un montón de cosas con las que me sentía identificada como el reinventarse constantemente entones la palabra Fénix me venía en el momento justo.

ramona 2

Datos de contacto:

www.facebook.com/ramona.knit

www.ramona.com.uy

Anuncios