En este espacio siempre nos interesó la moda debido a que consideramos que las prendas son nuestra segunda piel y una manera de expresar nuestra individualidad, nuestras ideas. Son, en definitiva, arte que llevamos puesto.

Sin embargo la moda también es una industria y como tal existen otros aspectos además de las visiones artísticas a tener en cuenta. Y cada vez nos hacemos más conscientes de este tipo de problemáticas.

ramona mio

Creemos que RAMONA como emprendimiento tiene en cuenta muchísimas de las preocupaciones que nosotros tenemos, equilibrando dichas preocupaciones con diseños que, rescatando aspectos del pasado, mantienen una vanguardia y una vigencia increíbles.

Por todo esto y más es que tuvimos curiosidad en conocer un poco más de Lau y de su grifa RAMONA.

Lau, uno piensa que el tejido de punto es algo que les dejamos a las abuelas. Pero tu grifa es y se siente como un emprendimiento nuevo y fresco ¿Cuál fue tu interés para plantear esta propuesta?

RAMONA empezó por necesidad. Yo tenía que trabajar y no conseguía un empleo que contemplara al estudiante. Yo no quería sacrificar mi carrera en la ORT y la única alternativa era tener un emprendimiento propio en el cual pudiera tener mis propios horarios. Y veía como mis amigas hacían carteritas, prendedores o remeras estampadas que, sin desmerecer, eran más de lo mismo. A mí siempre me encantó el tejido de punto y notaba que no había propuestas novedosas. En Uruguay hay marcas referentes pero que trabajan con un público más adulto y desde la identidad nacional. Yo aspiro a que mis prendas puedan ser llevadas por una mujer en Japón, en París o acá. Y así surgió la idea de trabajar el tejido de punto con lana merino, que ahora es más conocida y la gente la usa más, pero en aquel momento era una novedad. Es un material de excelente calidad que se suele exportar y no se consigue acá y pienso que está bueno tener una prenda hecha por artesanas uruguayas, de gran calidad, lindos colores y un buen diseño.

Volvamos al principio ¿Cómo es que surge tu interés por el tejido?

Mi interés por el tejido surge por mi abuela yugoslava que llegó a Uruguay en 1918 que cuando yo era chica me enseñaba a tejer todos los fines de semana y si bien no llegué a ser una gran tejedora ahí surge mi interés el tejido. Gracias a ella comencé a tejer haciéndole ropa a los peluches y a las muñecas. Y cuando mi abuela fallece sigo tejiendo en grupos de mujeres en los que era la más chiquita. Hoy en día hay otras prioridades en la empresa y eso lo dejé más de lado pero si recuerdo en el liceo llegar a casa y acostarme a mirar la novela y tejer sin mirar y eso era lo máximo. Durante muchos años lo usé como terapia sin saberlo. Hoy se sabe el impacto del constante movimiento de las agujas al tejer, aunque cuando lo hacía no lo sabía.

ramona 3

  1. Además de RAMONA ¿Qué otros trabajos en moda has tenido que hayan representado desafíos o experiencias de aprendizaje?

Cuando uno tiene un emprendimiento propio no hay nada mejor que haber trabajado para otros antes. Al recibirme ya tenía RAMONA pero sentía la necesidad de tener compañeros de trabajo, eventos sociales relacionados al trabajo, una rutina que te la enseña el trabajar, un horario, un escritorio. Lo precisaba porque me aburría. Soy muy curiosa. Fue una gran experiencia aunque en su momento la sufrí porque era monótono lo que hacía, el horario se me hacía eterno pero es bueno el aprendizaje de saber que uno no nace siendo gerente sino que construye su carrera de a poco. En un momento fui encargada de diseñar los bikinis de Si-Si y darle un vuelco más juvenil. Tener tus modelos en las tiendas, por más que sean producidos en China, te emociona y más cuando notás que otros ven ese cambio. Luego empecé a trabajar en la parte de marketing y decidí irme a estudiar a Barcelona. Al volver trabajé en Bellmur en la parte de redes sociales y un millón de cosas que representaron un desafío más.

Al trabajar en otras empresas aprendés que cosas harías para tu empresa y que cosas no vas a copiar.

verano ramona

  1. ¿Considerás en un futuro tener otro tipo de emprendimiento además de RAMONA y/o te gustaría hacer crecer la grifa, quizás incluso internacionalizarla?

La marca tiene mucho para crecer desde lo creativo, la línea de niños, de hombre, hacer algo para mascotas y artículos para el hogar, mantas. Y tiene mucho para crecer no solo desde el lado creativo sino desde la comercialización, la venta de productos online, tener distintos corners como por ejemplo la venta que hice a Beirut. Que esté el producto en Líbano y lo usen libanesas es genial y te das cuenta que el producto funciona porque se vende. En la cotidiana a veces es difícil poder proyectarse pero cuando RAMONA salga fuera de Uruguay, sea por internet o  de otra manera, sé que va a funcionar. Eso no quita que no tenga otros intereses que quiera explorar en un futuro.

  1. ¿Cuáles son los desafíos que ves vos para que un negocio de moda uruguaya crezca?

Lo que pasa en Uruguay es que somos pocos para todo. Eso nos mata, ya empezamos con el pie izquierdo. Además respecto a la moda al uruguayo le cuesta animarse. Le gusta lo ya digerido, le cuesta lo diferente. Por suerte ese nicho que apuesta a lo diferente, a la calidad está creciendo cada vez más y eso antes no pasaba. Creo que vamos a ir por más. No veo que en ese sentido vaya a haber un retroceso. El retroceso puede darse a nivel de consumo porque se viene una crisis. Pero creo que la gente de este núcleo no le va a afectar tanto como para dejar de consumir.

Por otro lado 18 de julio sigue siendo gris. No es que ves una ciudad con mujeres elegantes caminando por las calles. Ese nicho que crece lo ves en distintos eventos pero en general Montevideo sigue siendo una ciudad gris.

ramona hombre

  1. En la pregunta anterior hablábamos de un negocio de moda uruguaya ¿Se puede hablar de productos hechos en su totalidad en Uruguay? ¿Cómo se maneja RAMONA respecto a los materiales para hacer los productos y a la mano de obra? ¿Con qué materiales y quiénes son las que fabrican los buzos y accesorios de RAMONA?

Yo creo que hay productos hechos 100% acá. Acá hay gente que importa el producto, otros algunos materiales (como las telas) y confeccionan el producto acá. En RAMONA la lana sale de ovejas uruguayas, el proceso de la esquila, el lavado, el peinado, el paralelizado de la fibra, la hilatura, la torsión, el teñido hasta finalmente el tejido está hecho acá y esos son los valores que no voy a sacrificar por más que el producto se encarezca porque si renunciara a esa producción local RAMONA dejaría de ser RAMONA por eso no lo considero como una opción.

 

  1. Existe una fuerte movida respecto al consumo responsable, incluso hay un Fashion Revolution Day ¿qué opinión te merecen estas iniciativas y como ves que las está incorporando en sus operaciones tanto el consumidor y las grifas uruguayas?

Está buena la movida pero es bastante comercial. Creo que hay gente que está despertando y se interesa un poco más y hay gente que ni lo ve como un problema al hecho de que haya niños y mujeres trabajando de forma esclava que dejan su vida para hacer prendas que, como decía The True Cost están hechas con sangre. Creo que va a ser un cambio paulatino, no radical pero que ya se esté hablando de esto es importante para mí.

ramona 2

Datos de contacto:

www.facebook.com/ramona.knit

www.ramona.com.uy

http://www.instagram.com/ramona_store_

 

Anuncios