mustang01.jpg

En un minúsculo pueblo, perdido al norte de Turquía, cinco hermanas huérfanas de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años terminan el ciclo escolar y comienzan el estío en un jardín paradisíaco de risas y juegos inocentes sobre las olas del Mar Negro con los chicos de la escuela. Rápidamente el verano se ensombrecerá.

La condición de la mujer turca provoca chismes emitidos por mujeres y hombres llenos de prejuicios (y quizás de inmoralidad propia sin asumir en un discurso de castidad, decencia y matrimonio) y el tradicional aburrimiento de los pueblos pequeños. Esos rumores de inmoralidad de las muchachas alarman a sus familiares por lo que su abuela y su tío deciden cambiar su forma de criarlas. Dejan una vida de niñas occidentales, yendo a la escuela y creciendo para valerse por si mismas, dejan la modernidad, se elimina todo lo que pueda pervertirlas y se las prepara y precipita hacia su destino como esposas y amas de casa.

Ayudada en el libreto agudo de Alice Winocour, la actriz y directora Deniz Gamze Ergüven nos plantea una historia sobre la Turquía actual, país que mantiene una guerra de identidad donde se mezcla religión, política y cultura, con un presidente con discursos particularmente preocupantes respecto a la mujer.

Como es de público conocimiento la democracia turca enfrenta problemas empeorando sus cifras en términos del imperio de la ley como garante del goce de las libertades de los ciudadanos. Existen tensiones étnicas entre la mayoría musulmana suní y minorías como los kurdos, entre otros.  La situación turca en la parte poblada por kurdos es complicada debido a la guerra en Siria. Turquía está hospedando a cerca de un millón de refugiados sirios, muchos de ellos siendo sirios kurdos que ahora están viviendo en esa zona de Turquía. Aunque se respeta la libertad de credo hay un predominio musulmán por sobre otras minorías que aún sufren discursos de odio en los medios. Asimismo las minorías no musulmanas aún tienen problemas legales para adquirir propiedades. La situación laboral de la mujer sigue siendo precaria y sólo un tercio de las mujeres trabaja. La libertad de asociación y organización están protegidas por la ley pero el derecho de asociación y de huelga permanecen limitados y debilitados en la práctica, enfrentando incluso acoso cuando son ejercidos.

La película comienza de la forma más simple y mantiene, a lo largo de la atrapante historia, una estética bien naïve, rural y hasta bucólica. Cinco hermanas se despiden de su profesora favorita que marcha a Estambul, a mil kilómetros. Ese mismo día la cámara las muestra disfrutando de su adolescencia, con una luz natural, tan natural como el paisaje, lleno de alegría. Será la última vez que disfruten de su infancia. Al llegar a casa por el asunto de la indecencia ya discutido, las encierran en la casa todo el verano mientras una a una las encerrando en matrimonios concertados para solucionar el problema.

mustang06.jpg

La historia está narrada desde el punto de vista de la pequeña, que verá como sus hermanas van “cayendo” una a una, como piezas de ajedrez. Ella sigue siendo la única que en cierta manera no logra entender muy bien que sucede, porque el cambio que las demás, su sexualidad y la sensualidad que desprenden en los demás, parece llegarle por sorpresa. En este sentido quizás la película es algo inverosímil, aunque también cabe la posibilidad de que el comienzo de la cinta transmita una idea de inocencia e infancia en las cinco muchachas que no era realmente así. Su confidente es la hermana que la precede inmediatamente, una chica de apenas 13 años. Sin embargo es la niña la más despierta de las cinco, la más rebelde y la que dice lo que piensa. En cierto sentido representa la mujer del futuro, liberada, de Occidente.

Si bien la abuela no alberga maldad alguna, incluso las cubre en alguna ocasión, tiene en su mente un paradigma machista en el que la mujer es sólo madre y ama de casa. Quizás se diferencia de la prejuiciosa vecina, quien alimenta el entuerto que desencadena toda esta serie de acontecimientos desafortunados. No podemos decir lo mismo de un tío que, machista, siente el espaldarazo a su manera de pensar y sentir en la Turquia del presidente Tayyip Erdoğan. Incluso la voz del presidente aparece en una escena, una tensa cena familiar, escuchándose uno de sus discursos más recordados por las jóvenes turcas en el que dijo que una mujer honrada no ríe.

Cada hermana es un mundo y su casamiento, también. Así mientras la mayor logra casarse con alguien de su agrado, la siguiente se ve abocada a lo que todas luces será un matrimonio infeliz y amargado, para ambos. Resulta casi divertida esa escena donde debe ir al hospital porque en la noche de bodas no ha sangrado, constatando el médico lo que ella grita todo el tiempo. Ella era virgen, su marido si no era virgen, a las claras es mostrado como inexperiente, como un joven como ella, casado a la fuerza y sin demasiadas ganas de tomar ese paso.

mustang09.jpg

Hacia el final de la película, el agradable y lento ritmo de la cotidianeidad, del entrenamiento para ser amas de casa, de los paisajes bonitos y los primeros planos, en particular los largos y hermosos cabellos de las jóvenes son cambiados por un thriller con las dos más pequeñas como protagonistas, porque, justamente sólo quedan ellas. La hermana que sucedía a las dos primeras, que parecía que también iba a ser llevada como oveja al matadero, decide rebelarse hasta alcanzar el grado máximo de autodestrucción. Ellas no están dispuestas a ser parte de ese lastimero rebaño pero tampoco parecen ver en el suicidio una escapatoria.

Como positivo Mustang muestra como la determinación y el dinamismo que tienen las chicas para tratar de vencer esos duros obstáculos que limitan su necesaria libertad personal surten resultados a la hora de intentar ser felices, incluso teniendo que soportar todo un programa de adiestramiento para ser esposas que les impone la abuela, y que incluye todo tipo de labores domésticas, así como también cuando las lleva a veces por la calle exhibiéndolas públicamente, con unos vestidos que las disfrazan de mujeres decentes, con el objetivo de encontrar esposo. Ese dinamismo y ese feminismo se enmarca en la línea de textos como la novela La Cocinera de Himmler, en la que la protagonista lo supera todo.

De la familia de películas como La bicicleta verde, en esta película se plasma como la feminidad se reduce a lo sexual, al hogar y a tener hijos para los adultos, quienes deben terminar de criar a esas jóvenes, que aún están a mitad de camino. Presumiblemente la escuela y la computadora (ambas prohibidas tras el inicio de la película), es decir, el acceso a la información hace que las niñas vayan adquiriendo cada vez más deseos de libertad, por lo que, al rebelarse frente al opresor, éste convierte a esas hermanas en una fábrica de esposas en donde las trata como si fueran mercancía.

Esta película no es sólo sobre las chicas sino sobre cómo son miradas por los otros, en una cultura de códigos absurdos que logran romper con la ayuda clandestina de algunos amigos. A pesar de tener un final relativamente feliz, aunque un poco previsible y quizás no demasiado creíble, la audacia de estas jóvenes llenas de vida y como van sorteando los obstáculos cada vez más crecientes que se les aparecen y como es una oda a los derechos de la mujer, hacen que el filme sea altamente disfrutable.

Mustang contrasta fuertemente con las versiones glamorosas de la sociedad turca que nos llegan en novelas como Las mil y una noches y Fatmagül, en la que se ve a una mujer presumiblemente más libre pero en el fondo relegada al rol en que su relación con el hombre la coloque. Estas mujeres de novela, en el mejor de los casos son algo más fuertes, con más posibilidades no dejan de mostrar una mentira, o una porción muy pequeña de la verdad, mancillada por el destino de miles de mujeres turcas que, bajo los códigos de la más retrógrada interpretación del Islam, viven oprimidas sin poder tener la posibilidad de alcanzar la vida que deseen alcanzar.

Mustang es un choque de realidad para que ninguna mujer espere a un Onur que la rescate y en el mejor de los casos alienta a que, frente a los escenarios adversos, a las sociedades con inequidad de género, las mujeres busquen su propio camino a la autosuficiencia y a la complementariedad en su relación con los otros, nunca a la subyugación. Altamente recomendable.

Ficha técnica:

Título Original: Mustang
País: Turquía – Francia – Qatar – Alemania
Año: 2015
Género: Drama
Duración: 97′
Calificación: +12 años
Dirección: Deniz Gamze Ergüven
Protagonistas: Günes Sensoy – Doga Zeynep Doguslu
Elenco:

  • 2015: Premios Oscar: Nominada a Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: Globos de Oro: Nominada a Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: Premios César: 9 nominaciones incl. mejor película, director y ópera prima
  • 2015: Premios del Cine Europeo: Premio Discovery (mejor ópera prima)
  • 2015: Premios Goya: Nominada a mejor película europea
  • 2015: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor película extranjera
  • 2015: National Board of Review (NBR): Premio a la libertad de expresión
  • 2015: Satellite Awards: Nominada a Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: Critics Choice Awards: Nominada a Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: Festival de Valladolid – Seminci: 6 premios, incluy. Espiga de Plata
  • 2015: Festival de Sevilla: Premio del Público
  • 2015: Festival de Sarajevo: Mejor película

 

 

Anuncios