1. En primer lugar Gonzalo ¿qué fue lo que te llevó a interesarte por la política?
Involucrarme con mi entorno. Ser indiferente a las injusticias que suceden día a día no es algo que me ha caracterizado. Creo que el sistema político es una manera de involucrarse, pero también hay muchos otros canales como las organizaciones civiles y religiosas. Yo elegí los partidos políticos, y en especial, el Partido Nacional.
2. ¿Te considerás un líder?
En este momento, y desde hace algún tiempo, lidero el proceso orgánico de la juventud de mi partido. Necesariamente debo impulsar acciones o tomar decisiones que tienen que ser con liderazgo y mucha convicción, sino, no prosperan. La política es una de las actividades más nobles, pero a la vez, de las más ingratas. Los embates no siempre vienen de frente, a veces también desde los costados.
3. Dado el cargo que desempeñás, en la organización sos de hecho un líder ¿qué fue lo
que te llevó a tomar ese camino?
En febrero de 2012, previo a las elecciones que se iban a celebrar en el mes de mayo, nos reunimos con el grupo político en el cual me he desarrollado desde que participo activamente, que es la 430, jóvenes blancos. Ahí teníamos muchas molestias en cuanto a varias posturas y acciones que había llevado adelante el partido. En ese momento nos propusimos ganar pero que valga la pena. Realizar cambios, ser disruptivos, es parte de ser jóvenes.
4. ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de ser un líder?
Las ventajas son los privilegios por seguir el camino que exactamente pensaste, o que te gustaría llevar adelante. La desventaja es que todas tus acciones se ven amplificadas, para bien y para mal. La lupa te empieza a seguir…
5. Para vos, ¿los líderes nacen o se hacen?
Hay dones de liderazgo que vienen de la cuna, pero no son completos. El liderazgo se debe cultivar todos los días, se construye.
6. ¿Qué características tiene para vos un líder?
Un líder tiene la capacidad de ser seguido, con total confianza de su entorno y seguidores. Cuando explicar el “por qué?” no fue necesario.
7. ¿Cómo ves el liderazgo en la juventud hoy en dia? ¿Pensás que existen formas de fomentarlo?
La sociedad uruguaya es muy reticente a aceptar el liderazgo de jóvenes líderes. Quedan en acciones particulares. Sin embargo existe mucha esquizofrenia, se pide juventud pero después se la cuestiona por ser joven. 
Los líderes actuales deberían dar señales para fomentar la juventud, permitirles ocupar espacios, brindarles confianza.
8. ¿Deberíamos fomentar el liderazgo en los jóvenes? ¿Por qué?
Biológicamente el joven es más audaz. Necesitamos cambios jugados que rompan con el statu quo.
9. Dado que integrás el ámbito político, ¿creés que existe una interacción fluida entre los
líderes políticos y los líderes o las cabezas de los distintos agentes de la sociedad civil?
No lo creo. Es uno de los grandes errores del sistema político, pero también de la sociedad civil. Ambos sistema hablan dos idiomas diferentes, pero en la mayoría de los casos apuntan a lo mismo. Los partidos y las sociedades civiles necesitan interlocutores para que puedan entenderse.
10. Y te hago la misma pregunta más enfocada en la juventud ¿los líderes políticos jóvenes se involucran con sus pares en movimientos de la sociedad civil?
A nivel de juventud, esa brecha se reduce. Por los tiempos que vivimos, los jóvenes naturalmente nos relacionamos y participamos más activamente en los movimientos de la sociedad civil. Eso va a permitir que en un futuro no muy lejano, los partidos evolucionen en organizaciones más interconectadas, como supieron ser originalmente. 
11. ¿Y cómo se da la interacción entre los líderes políticos jóvenes de los distintos partidos de nuestro país?
Los referentes juveniles tenemos relación constante, ya que nos cruzamos en programas, mesas de debate, y en la calle, militando. En mi caso, a su vez, comparto con compañeros de la militancia universitaria y social de otros ámbitos. El vínculo es fundamental. 
12. ¿Cuáles son los desafíos a superar para que exista una interacción fluida y productiva, que lleve al progreso de nuestro país, independientemente de la divisa partidaria?
Pretender que todos los que piensan similar, o tienen una visión de país similar, estén en un mismo lugar, es poco inteligente.
Un sistema político interconectado, para sacar proyectos en común es fundamental para una democracia sana y que prospere.
Eso no se inventa, se fomenta.
Anuncios