El descanso que falta y la vigilia constante

y el esquivo Morfeo que a mí hoy tanto me ignora

confunde mi mente que hoy tanto añora.
Y cierro los ojos y te vuelvo a ver

Y en ese sueño intermitente te vuelvo a tener. 

.

Y te vuelvo a amar amoroso amante,

siempre compañero, toda una constante 

que di por sentado en este año y menguante. 
Y al volverte a amar me sonrio por dentro

por unos instantes y luego recuerdo

que hice a tus ojos llover 

que llené nuestro cielo de oscuras lágrimas. 

.
Y ahora a ese horizonte tan claro lo tapan nubes y tormentas que pareciera imposible de disipar. 

Y en el fondo, en el final 

quiero ver algo de luz,

claridad que me diga que algún día 

iluminará tu mirada la cara mía. 

Anuncios