Las primeras luces del alba penetran el cielo
y acaban así el hechizo de la noche
y me quitan el velo
que me hacía pensar que aún era posible lograr eso que anhelo.

Deseo volver a enamorarme de nuevo
sin traiciones, sin mentiras
pero no de cualquiera, no de alguien nuevo.
Mi alma aún se pregunta si será posible curar las heridas.

Vos y yo colisionamos
nos chocamos y fusionamos
y por un tiempo tu dulce disposición y mi ternura se hicieron una.

Vos y yo hoy nos apartamos,
y admito con vergüenza que te lastimé y te hice daño.
Y aún así también admito que aunque sin derecho a hacerlo que te extraño.
Y que con mi mente todas las noches aún te llamo
hasta que la aurora anuncia el inicio del nuevo día.

Hasta los mejores caemos
y aunque me siga perdiendo en tu mirada
y el tiempo pase y me sienta paralizado
ya es momento de levantarme y emprender el vuelo.

Y aún así, a sabiendas de todo, aún te pretendo.
Y aún así, ni a regañadientes estoy dispuesto aún a renunciar
a volverme a enamorar, no de alguien nuevo sino de vos.

Anuncios