Buscar

Categoría

Introspección

Me pregunto

A veces me pregunto por qué estando tan cansado Morfeo me guía a tus brazos.

Incluso si llueve o si el frío cala mis huesos

el triunfo de mi voluntad por sobre los elementos

y mi terquedad contra todo pronóstico

hace que vuelva a nuestro mundo.

Vuelvo porque cuando debo despertar me siento atrapado en tus abrazos

y vuelvo porque siempre tenés una respuesta a cada provocación.

Vuelvo porque me sonrío en tu semblante

y porque sonrío al mirar las líneas que se forman entre tus ojos.

Voy al encuentro en mi salud y en mi enfermedad porque lo que siento hacen que mi planta ligera

y que mi piel tersa y mi alma entera

te elijan en mi primavera

para honrar la vida.

Y entonces dejo de preguntarme

cuestionarme

porque simplemente estoy haciendo lo que siento

cuando realmente siento.

Anuncios

En la claridad de tus ojos negros

Entrecierro los ojos

tus latidos se sienten fuerte

y tu respiración pausada

y tu mente inerte.

 

Solo pienso en el futuro

pavimentado de promesas

que son quimeras que parece te pesan

porque cada signo de interrogación lo sigue tu silencio

que confieso

me inquieta por dentro.

 

Tus manos en mis muslos

rugosas como azúcar negra

me rozan y desnudan

todas mis intenciones de respuesta.

 

Tu respiración y tu cadencia

relajada, sonora y frecuente

atraen confianza en mi mente

que en algún momento decide quedarse quieta.

 

Río Negro y misterioso

en la claridad de tus ojos encuentro respuesta

a preguntas que me hago siempre

o quizás nunca dije en voz alta

o nunca pensé y las tengo

y las tengo y en tus ojos negros desaparecieron.

 

De repente encuentro un sentido

a lo rápido de mis latidos

en tu calma como mar antes de la tormenta

que a mi barco responde con bravío

pero no se va de al lado mío

porque no le intimidan mis respuestas

y ve en mí muchas promesas

que aún no digo.

¿Por qué critico al Partido Nacional y con especial énfasis a algunas figuras políticas en particular?

Por Fabián Álvarez

Hace ya algunos días tuve un gran desencuentro debido a que existen personas que consideran que, cuando critico a figuras del Partido Nacional, no reparo en las formas, caigo en el agravio y como soy educador no debería irme de las formas que esas personas tienen a bien como las correctas en una democracia.

Como aclaraciones previas a este texto, una persona cumple múltiples roles a lo largo de su diario vivir y el de educador es uno de ellos. Si bien siempre inspiramos con lo que decimos y más aún con lo que hacemos no considero que exista una contradicción entre mi discurso, más aguerrido en redes sociales y el que llevo a la práctica en las aulas o en las instancias educativas dado que las aulas y las instituciones tienen reglas que, al integrarlas decido obedecer mientras que mis redes sociales, al ser personales y no institucionales pueden ser manejadas con la libertad que siempre me caracterizó a la hora de moverme en la vida.

Un agravio por definición de la Real Academia Española es: “1. Gral. Ofensa de la honra o la fama de alguien por dicho o hecho ajeno.” Los hechos que siempre critiqué de dichas figuras vienen de sus acciones o de sus palabras por lo que la definición de agravio en su primera acepción está mal utilizada.

Ahora vayamos al meollo del asunto:

El Partido Nacional ha votado sistemáticamente contra la agenda de derechos y que se me pida control en las formas en las que critico su accionar y su discurso sin concentrarse en los hechos me parece a mí un desacierto.

No me interesa conciliar con gente que apoya al Partido Nazional o que me pide que cuide las formas en la que lo critico. No me interesa ser cómplice de cómo se vulneran los derechos humanos de una minoría en los dichos y en los hechos por el accionar de Verito Beraca Alonso y su pandilla.

En esta noticia del diario El país podemos ver como un ataque a una mujer trans fue justificado por sus atacantes por mentiras relacionadas a la campaña para derogar la Ley Trans llevada a cabo por Nazigliola y Carlos Fiebre Amarilla, dos plagas de nuestro sistema político y apoyado por la ya mencionada Alonso.

https://www.elpais.com.uy/informacion/policiales/mujer-trans-internada-agresores-menores.html

Pedirme sistemáticamente respeto para un partido político que consistentemente votó contra nuestros derechos y pide respeto particularmente contra personas que difamaron contra las compañeras trans y que dicha campaña ha sido sistemáticamente usada en la justificación de las últimas golpizas y ataques a personas trans es una falta de respeto hacia mí como parte del colectivo del que me siento hermanado y es una falta de respeto a cualquier lector y especialmente a cualquier compañera trans que tenga dentro de mis redes sociales. Más aún cuando las pronunciaciones respecto a las violaciones de derechos humanos a este colectivo y la empatía mostrada hacia ellos ha sido mínima por parte de quienes me critican las formas.

Asimismo Verito Beraca Alonso luego salió a declarar que era culpa del gobierno nacional por crear la Ley Trans que estas personas recibieron las golpizas, poniendo a la víctima nuevamente como responsable de su propio destino y desligándose de la responsabilidad de participar de un grupo de gente que con ardides engañaron a la población respecto al contenido de la Ley Trans.

https://www.elobservador.com.uy/nota/el-discurso-de-veronica-alonso-que-la-transformo-en-la-cara-visible-contraria-a-la-ley-trans-201810171225

https://www.elpais.com.uy/informacion/politica/precandidata-alonso-responsabilizo-gobierno-ataque-mujer-trans-salto.html

Luego esta mujer se pronuncia en contra de la mal llamada ideología de género:

https://www.elpais.com.uy/informacion/politica/alonso-planea-erradicar-ideologia-genero-gana.html

¿Qué es la ideología de género? ¿Realmente existe? La ideología de género como concepto se utiliza para criticar una cuádruple disociación en el ser humano con la que muchas personas, especialmente del colectivo LGBT creemos: el sexo biológico (cuerpo con el que se nace), la identidad de género (identidad que siente la persona y que puede coincidir o no con el sexo biológico), el rol de género (rol social de hombre o mujer, el cual viene determinado por la sociedad) y la orientación sexual (hacia quién se siente atraída la persona).

No le pedimos a nadie que crea o deje de creer en dicha disociación con la que vivimos muchos de nosotros, sino que nos dejen vivir en paz sin querer disminuir nuestros derechos.

Luego vienen otros candidatos, también del partido Nazional como Dastugue que dijo como recoge Búsqueda que se deben revisar todas las leyes de la agenda de derechos, leyes que, en su mayoría nos reconocen derechos humanos a la población LGBT que, hasta entonces, éramos ciudadanos de segunda, sin derechos que la población heterosexual sí tenía:

https://www.busqueda.com.uy/nota/el-diputado-dastugue-afirma-que-si-el-partido-nacional-llega-al-gobierno-debe-revisar-todas-las

Después vienen Gerardo Fiebre Amarilla y Rodrigo Goñi (para quién aún no tengo un apodo) que apoyan eventos basados en críticas infundadas al feminismo y a las personas trans y que convocan a escritores de libros como El libro negro de la izquierda, texto incendiario que es una incitación al odio al colectivo LGBT.

https://www.elobservador.com.uy/nota/una-charla-polemica-que-lleno-la-sala-a-base-de-criticas-al-feminismo-y-a-personas-trans-20184118500

A modo anecdótico, Rodrigo Goñi quiso invitarme a un panel con los dueños de Cimarrón cuando yo denuncie mi caso de discriminación y frente al cual los clientes de Cimarrón se pusieron todos un buzo escote v rosa para decir que son inclusivos cagándose de la risa de la denuncia y cuando recibí amenazas de todo tipo

Como conclusión respecto a por qué critico al Partido Nazional, que le da espacio a este tipo de personas y a estos discursos y mensajes y que no los condena y los expulsa, entonces como el que calla otorga, uno debe pensar que por lo menos no les molesta tenerlos de correligionarios, volveré a Verito Beraca Alonso y su apoyo evangélico en un estado que se precia de su laicismo.

 

https://www.elobservador.com.uy/nota/veronica-alonso-el-pastor-marquez-y-un-nuevo-catecismo-201911119321

Alonso recibe apoyo del pastor Márquez. Para los trasnochados veamos que dice el pastor Márquez de nosotros:

https://www.elpais.com.uy/informacion/pastor-marquez-lobby-gay-impulsa-sexo-menores-animales.html

Por ende, seguiré poniéndoles los apodos que me plazca, criticándolos abiertamente en mis redes sociales y haciendo todo lo posible porque esta gente no consiga un ápice más del poder que ya tienen. Y si a alguien le molesta ya sabe donde está la puerta.

 

Fabián Álvarez

Infinitos

 

Fue en un instante

de susurros que gritan fuertes verdades

que te lo dije

y me pediste que lo repitiera.

 

Me negué como si en eso se fuera mi último hálito de vida.

Me fundí en un abrazo que aún me abrasa.

Me fundí en un abrazo que aún me abraza.

 

Lo siento bien cerca, me siento bien plantando

nos siento a los dos, hombres que son dos rocas

firmes

con miedo a que una ventisca

nos encuentre cerca de un risco

y volando vayamos cada quien a su propio abismo.

 

Vayamos de la mano,

al abismo juntos.

¿Todavía hay tiempo de no hacerlo?

¿O ya estamos flotando en la inmensidad?

 

No lo repetí

porque quiero que el futuro lo firme.

No lo repetí

porque quiero que se repita cuando actúe.  

 

Lo susurré desnudo entre tus sábanas blancas.

La desnude a mi alma

en esa palabra dicha como en penumbra

mientras dorados pasaban

diáfanos naranjas a través de guiños cómplices en la ventana.

 

Enamorado de nuestro minúsculo presente

obnubilado por tu cuerpo lleno de posibilidades

entregado a tu mirada que promete infinitos

y esperanzado con un futuro con signo de interrogación

Ansioso porque ya venga. ¡Que venga ya!

Enamorado.

El cuarto, un mundo

El mundo es ese cuarto

con ratón en el piso que nunca se mueve

y a la vez tan blanco que cuando entro todo se detiene.

 

Se detiene esa vorágine que vos pareces disfrutar

que tanto miedo me da que a veces te asuste

porque aunque puede que no me guste

sé que te estoy llegando a amar.

 

Las pelvis que se chocan

y las piernas que se entrelazan

tu pelo entrecano

y tu mirada juguetona

que de a poco me envalentona

a decirte que ese cuarto es el universo.

 

Tu cuerpo y el mío

un solo sexo

el sexo que nos iguala

y nos comunica

mucho más que las palabras que a regañadientes uno te quita

de la boca que no expresa más que amor y deseo

y las manos que trabajan en decirme te quiero

en menudencias cotidianas

en las que transcurre mi infinito

y mi instante

en los que repetidamente me repito que en mi presente

feliz uno se siente.

El ardor del tiempo

El cielo en su vasta inmensidad es inconmensurable para el ojo humano, aún en el presente, está desde siempre brindándose a la humanidad como bóvedas llenas de diamantes. 

Aún hoy, como tantos otros y otras antes de mi, al mirarlo busco en su belleza misteriosa a ese Dios como fuerza creadora y compañero de ruta, como respuesta y como consuelo, como bálsamo que cura las heridas y como inspiración para ser mejor. 

De repente y por un instante me siento minúsculo e insignificante y en ese mismo instante también me siento infinito por ser parte de un antes y un después que me excede a mí.  Seguir leyendo “El ardor del tiempo”

¿Podemos volver o visitar lugares que nos hicieron felices?

A veces, cuando entrecierro los ojos, te pienso. Te pienso porque me pienso a mí mismo tal y como era en aquellos años. No era ni mejor ni peor que quien soy yo, sino que las piezas de mi puzzle encajaban diferentes. 

En el camino algunas piezas dejaron de ser entre tantos recortes sufridos con el objetivo de poder pertenecer. Otras simplemente aparecieron, germinaron de los restos que quedaban descartadas de otras fichas o aparecieron como por generación espontánea, ¿quién podrá saberlo? Pero sin dudas aparecieron relucientes y listas para ser parte. Para entrar en mi vida. Seguir leyendo “¿Podemos volver o visitar lugares que nos hicieron felices?”

Nuestra última pelea

Cuando decidiste dejarme, pensé en darte pelea. Dar pelea a la situación, darle vuelta a la cuestión y volver a tener una relación. Y pensaba durante 365 días escribirte y de alguna manera seguir hablando día a día. Cuando terminaran esos días te enviaría mi libro de poesía que en este tiempo se convirtió en prosa poética, obsequios de cosas que me hicieron pensar en vos en este año…la parafernalia de costumbre. Hasta se me ocurrió una excentricidad. Te dejaría ganar la primera de muchas nuevas peleas… te trataría mejor, con mayor paridad, con genuina entrega…

Mi diario funcionaba porque te conocía tanto que sabía tus respuestas, sentía tus palabras y olía tu respiración… que poco a poco se fue haciendo más difusa, más vaga y más lejana. Tu voz ya no resuena fuerte en mi mente y pareciera que me aferro al recuerdo solo en mi corazón, pero cada vez te escribo menos. Cada vez te siento menos y cada vez te necesito menos.

Y un poco me duele que así sea. Me siento mal por sentir que no cumpliré mi último juramento, el de escribirte durante un año, para que me conocieras de otra manera, para que me vieras diferente y para que me sintieras presente. Y como me siento mal… y como preciso conocerme… y como te quiero, quiero seguir escribiéndote. Y quizás lo haga.  Seguir leyendo “Nuestra última pelea”

Nostalgia

Camino por una calle, o mejor dicho por su vereda, que atravesé mil veces y de pronto vuelve. Las nubes que tapan mi cielo celeste me traen una tarde que ya no existe. Ibas caminando a mi lado, bastante molesto y sin dudas obligado hacia donde yo quería ir, hacia donde yo debía ir. Y así era nuestro amor, condenado porque yo debía aprender en el camino hacia donde realmente tenía que ir, porque no sabía a donde quería ir. Y cuando lo supe era algo tarde para un amor ahogado por el peso del pasado. Seguir leyendo “Nostalgia”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: